EL 'CASO ZABALZA'

Miles de personas se manifiestan en Pamplona para protestar por la muerte de Mikel Zabalza

Varios miles de personas -más de 20.000, según los organizadores, y 10.000, según la Delegación del Gobierno en Navarra- participaron ayer en Pamplona en una manifestación convocada por el Batzarre de Aezcoa (asamblea de vecinos del valle navarro de Aezcoa) y la familia de Mikel Zabalza en protesta por la muerte de este joven navarro, fallecido en extrañas circunstancias tras ser detenido por la Guardia Civil. Al término de la manifestación, autorizada por la Delegación del Gobierno en Navarra, la novia de Mikel Zabalza, Idoia Alerbe, pronunció unas breves palabras en las que resaltó que a Mikel le torturaron hasta la muerte.

Más información
Un primo del fallecido expresa su indignación en una carta a Barrionuevo
Es "injusto" exigir al PNV que cubra una situación de abuso del PSOE, dice Arzallus
Fermín Zubiri

En su llamamiento en el que invitaba a participar en la manifestación, el Batzarre de Aezcoa y la familia de Zabalza se dirigian a "todos aquellos que creen que hay una tercera opinión"; "a todos aquellos", decían, "que tenemos la esperanza de que un día brille en este país la justicia, la paz y la seguridad".La convocatoria estaba apoyada además por Herri Batasuna, Liga Comunista, Movimiento Comunista, Izquierda Marxista y el Partido Comunista de España Marxista-Leninista. El Ayuntamiento de Orbaiceta -población de la que era natural Mikel Zabalza-, por su parte, realizó un llamamiento a quienes participaron en la marcha para que todos los lemas que se coreasen tuvieran relación con el esclarecimiento de los hechos y el castigo a los culpables.

Encabezaba la marcha una pancarta en la que se leía Mikel, Aezkoak ez zaitu atzentzen (Mikel, Aezcoa no te olvida), portada por cuatro de los hermanos de Mikel Zabalza -Iñigo, Arantza, Lourdes e Itzíar, visiblemente emocionados-, asi como por vecinos del valle de Aezcoa, zona en la que se encuentra situado el pueblo de Orbaiceta.

Gritos de apoyo a ETA

La manifestación partió hacia la una de la tarde de la estación de autobuses, para concluir, después de recorrer las principales calles del centro de Pamploña, en la plaza del Castillo, hacia las dos de la tarde.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los manifestantes exhibieron una decena de pancartas, entre ellas muchas alusivas a la tortura.

Los participantes en la marcha dieron gritos en favor de ETA Militar, contra el ministro del Interior, por los presos -"presoak kalera" ("presos a la calle")-, contra la policía y Guardia Civil -"fuera las fuerzas de ocupación", "diles que se vayan", "Guardia Civil, garrote vil"-, por la independencia, así como otros numerosos en recuerdo de Mikel Zabalza.

En la plaza del Castillo, donde finalizó la manifestación, el alcalde de Orbaiceta, José María Goicoa; la novia de Mikel Zabaltza y una hermana de éste, Arantza, se dirigieron a los participantes en el acto.

José María Goicoa señaló en su intervención que "todavía en este país le faltan muchas letras a las palabras democracia y libertad". "Estamos aquí", dijo, "para seguir luchando y para que de una vez por todas no vuelvan a ocurrir estos hechos tan desgraciados, tan lamentables".

"No cabe duda de que todo viene a raíz de una mala ley antiterrorista, de una ley por la que en principio, solamente por sospechas, te están acusando y donde no tienes poder ni potestad para deinostrar tu inocencia", concluyó.

Aclaraciones

Idoia Aierbe, novia de Mikel Zabalza, agradeció, por su parte, "a todo Euskal Herria" el apoyo moral recibido, y exigió el esclarecimiento de las circunstancias de la muerte de Mikel. "Quiero aclarar", señaló, "que Mikel no tenía niriguna vinculación política de ningún signo, y que no tenía motivos para su supuesta fuga. Lo mataron en Intxaurrondo (cuartel de la Guardia Civil de San Sebastián), lo torturaron hasta la muerte, y los que salimos del cuartel torturados hemos sobrevivido". Idoia Aierbe aseguró además que "el Gobierno pretende poner el caso de Mikel como una cosa excepcional, y no es excepcional".

"Lo excepcional", agregó, "es que no muera más gente en comisaría. Mikel es un ejemplo de la situación dantesca y horrible que se vive en comisaría, y el resto de los detenidos que hemos salido torturados de la comisaría simplemente hemos sobrevivido".

Idoia Aierbe concluyó diciendo: "El problema está en que aquí todos somos sospechosos, y que cualquiera que pase por comisaría puede morir o sobrevivir".

Cerró el turrio de intervenciones Arantza Zabalza, hermana del fallecido. Dirigiéndose en euskera a los participantes en la manifestación, dijo: "Esto prueba que el pueblo no cree las versiones que da el Gobierno".

Asimismo, Arantza Zabalza expresó el deseo de la familia de seguir luchando hasta que se conozca toda la verdad sobre la muerte de su hermano.

Los manifestantes, tras entonar el Eusko Gudariak (himno al soldado vasco), se disolvieron pacíficamente.

Más información en la

última página

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS