Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una madre de siete hijos, condenada a 40.000 pesetas de multa por abortar

María del Carmen Femández Pérez, de 43 años, vecina de la localidad cacereña de Piomal, ha sido condenada por la Audiencia Provincial de Cáceres al pago de 40.000 pesetas acusada de un delito de aborto al haber interrumpido su embarazo introduciéndose en el útero un palo envuelto en gasas. María del Carmen tiene siete hijos, y su marido se encuentra en paro.

Según la sentencia, "la procesada, de forma consciente y voluntaria, procedió a la muerte del feto y producto de la concepción, mediante medios manipuladores que provocaron su expulsión prematura al exterior" a los tres meses y medio de la gestación. "La situación emotiva anímica" como consecuencia de la precaria situación económica de su familia "que se agravaba con el nacimiento de un nuevo ser "han sido consideradas circunstancias atenuantes.

"Yo no quería que otro hijo mío pasara hambre", ha manifestado María del Carmen que, según su versión, "viviendo casi de la caridad" no podía tener "otra opción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de diciembre de 1985