Musulmanes de Ceuta y Melilla se unen contra la ley de extranjería

Hamed Subaire y Hasan Mohamed Ahmed, presidente y vicepresidente, respectivamente, de la comunidad musulmana de Ceuta, tienen previsto desplazarse hoy a Melilla, en un intento por crear un frente común para que a los colectivos musulmanes de las dos ciudades, integrados por unas 38.000 personas, no se les aplique la ley de extranjería. El delegado del Gobierno en Melilla, Andrés Moreno, que se trasladó ayer a Madrid para entrevistarse con altos cargos del Ministerio del Interior, admite que la situación es "tensa", aunque trata de restarle importancia.

Esta ley, contra la que ya se manifestaron unos 7.000 musulmanes en Melilla el pasado día 23, puede suponer la expulsión de España de miles de musulmanes o, en el mejor de los casos, la concesión de las denominadas tarjetas de extranjero a personas residentes desde hace años en Ceuta o Melilla, o incluso nacidas en una de estas ciudades españolas.Aomar Mohamedi Dudu, el líder musulmán de Melilla, que ayer anunció estas visitas, dijo que de este primer contacto entre ambas comunidades se esperan acciones coordinadas para asistir, por ejemplo, a la anunciada marcha sobre Madrid de los musulmanes españoles, cuya fecha aún no ha sido fijada.

Por otro lado, el delegado del Gobierno en Melilla, Andrés Moreno Aguilar, presentará hoy en el Ministerio del Interior un informe sobre la situación creada en la ciudad. "La situación en Melilla es tensa, pero menos de lo que se ve desde fuera", comentó Moreno Aguilar. Para el colectivo musulmán, por el contrario, la tensión sigue creciendo a medida que se acerca la fecha del 6 de diciembre elegida por todos los partidos políticos para celebrar una manifestación en favor de la ley de extranjería y en apoyo del propio delegado.

Moreno Aguilar anunció que próximamente el Gobierno enviará a las Cortes los estatutos de las ciudades de Ceuta y Melilla, por los que ambas plazas obtendrán una situación política similar a las de las comunidades autónomas, si bien en ambos casos fue suprimida la palabra "autonomía" del propio título de la ley.

En Madrid, el Ministerio del Interior, a preguntas de una redactora de EL PAIS, aseguró, a través de un portavoz, que no tenía nada que decir sobre el tema.

Página 13

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS