Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ELA-STV ha recibido 40 millones de pesetas de una fundación de EE UU

El sindicato nacionalista vasco ELA-STV ha reconocido la existencia de una subvención de 40 millones de pesetas procedentes de la institución norteamericana Fundación Nacional para la Democracia. El responsable de prensa del mencionado sindicato nacionalista, José Elorrieta, confirmó la recepción de ayudas económicas por parte de la mencionada organización estadounidense "como muestra de solidaridad sindical".

El reconocimiento oficial, aunque en términos lacónicos, del sindicato nacionalista vasco viene así a corroborar la información publicada recienternente por el, rotativo francés Libération. El periódico galo recordaba, en este sentido, que la organización estadounidense, que se nutre de fondos públicos, concede ayudas a ciudadanos, organismos o sindicatos que luchan por el retorno de la democracia en los países totalitarios o en los países donde la democracia es aún frágil. Aunque los destinos de las ayudas concedidas por la fundación norteamericana no suelen trascender a la opinión pública, Libération aseguraba que, de los nueve países que reciben este tipo de ayudas, uno de ellos es España y, al parecer, el sindicato nacionalista vasco ELA-STV era el único beneficiado.Las organizaciones sindicales del País Vasco aseguraron ayer que la noticia no les había sorprendido, dadas las buenas relaciones mantenidas entre los sindicatos norteamericanos y ELA, así como por el PNV. El portavoz de CC OO, David Motín, señaló en este sentido que "tras la salida de la dictadura CC OO era el único sindicato fuertemente implantado y podía convertirse en el único importante, cosa que no gustaba ni a Estados Unidos ni a la socialdemocracia europea. Por el camino de las subvenciones se promocionó tanto a ELA-STV como a UGT. El precio de este tipo de ayudas", señaló Motín, para quien esta noticia es similar al escándalo Flick, "es la permanencia en la OTAN o el silencio ante la posibilidad que se presenta de salir de esta organización. Estas aportaciones coartan la independencia de las organizaciones de trabajadores".

Libération señalaba, además, que Estados Unidos había entregado fondos secretos al sindicato francés FO (Fuerza Obrera), por un total de 830.000 dólares (unos 130 millones de pesetas), desde abril de 1984 hasta abril del año en curso, y a un movimiento estudiantil de carácter conservador, UNI, que habría recibido unos 575.000 dólares (unos 90 millones de pesetas) en ese mismo período. Esta información ha provocado un gran escándalo en el mundo político francés.

"Defender la democracia"

El Fondo Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy) es una organización creada por el presidente Reagan para "defender la democracia en cualquier lugar del mundo", y sus fondos están gestionados por el sindicato norteamericano AFL-CIO.André Bergeron, secretario nacional de FO, afirmó que no podía "ni confirmar ni desmentir" estas informaciones, aunque reconoció que disponía de dinero suficiente para ayudar a refugiados procedentes de países del Este, de Asia o de determinadas naciones latinoamericanas.

Acerca de los fondos otorgados a UNI -sindicato universitario conectado con la extrema derecha- el sindicato de enseñantes francés ha denunciado que se hubiera concedido más de medio millón de dólares al UNI cuando se aproximan las elecciones legislativas en ese país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de noviembre de 1985