Israel desmiente que los dos marineros asesinados en Barcelona sean del Mosad

El jefe regional para España y Portugal del servicio de inteligencia de Israel (Mosad) viajó a nuestro país en cuanto se descubrieron en Barcelona los cadáveres de los dos marineros israelíes, según supo ayer EL PAÍS de fuentes policiales. Pese a haber anunciado la muerte de los dos marineros dos días antes de hallarse sus cadáveres, las autoridades de Tel Aviv desmintieron ayer categóricamente que los marineros trabajaran para el servicio de inteligencia.

La policía española está molesta por la tardanza de las autoridades de Israel en enviar las reseñas dactilares de las dos víctimas. El jefe regional para España y Portugal del Mosad viajó a nuestro país en cuanto se supo que habían sido hallados los dos cadáveres de los dos marineros del Zim California: Joseph Abu Yaacob y Joseph Abu Zion. La pista del alto mando del espionaje israelí se perdió en el aeropuerto de Barajas, según las mismas fuentes.La presencia y las gestiones realizadas por el jefe regional del Mosad para España y Portugal no se superpusieron con las efectuadas por el miembro de la delegación permanente de Israel ante la Organización Mundial del Turismo que se trasladó a Barcelona para ayudar a las autoridades españolas en cuanto tuvo conocimiento del doble asesinato.

Poca colaboración

Un alto mando de la policía española explicó ayer a EL PAÍS: "No queremos entrar en si eran o no agentes del Mosad; lo importante es esclarecer el asesinato, saber quiénes lo cometieron y detener a los autores". El mismo policía entendió "perfectamente" el interés de Tel Aviv en "declarar que no eran agentes suyos, aunque dieran publicidad del asesinato 48 horas antes de que nosotros halláramos sus cadáveres".Las autoridades israelíes enviaron el pasado fin de semana copias fotocopiadas de las huellas de los dos marineros muertos. Sin embargo, los inspectores del Gabinete de Identificación no las podrán utilizar debido a su mala calidad. Según un policía de ese departamento, "las huellas que nos han enviado hasta ahora no nos sirven para nada porque no son claras".

La policía de Barcelona no acaba de entender la reticencia de las autoridades israelíes a enviar la documentación necesaria para llevar a cabo la comprobación. El juez encargado del caso no autorizará el envío de los cadáveres a Haifa (Israel) hasta que se haya realizado este importante trámite.

En declaraciones a. la agencia Efe, Uri Savir, portavoz del primer ministro israelí, Simón Peres, calificó ayer de "tonterías" las sospechas de que los marineros asesinados fueran agentes secretos. Según Uri Savir, "sostener que los dos marinos eran agentes del Mossad es incurrir en las tonterías de siempre cuando un israelí es eliminado en el exterior".

Ya hay dos sospechosos

La policía española ya ha identificado a otro de los presuntos asesinos de los dos marineros. Se trata de un individuo de raza negra, con documentación de un país árabe, del que también se conocen sus datos de filiación y se poseen fotografías. La policía cree que todavía está en España.El principal sospechoso es Isam Kurdy, fichado por las policías de varios países, entre ellas la española y la israelí, como activista palestino. La policía tiene incluso una foto en la que se ve a Kurdy tomando cerveza en la plaza Real de Barcelona con los dos marineros que fueron asesinados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de octubre de 1985.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50