Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRENSA

La guerra de las exclusivas divide a las 'revistas del corazón'

El aplazamiento hasta los últimos días de octubre de una reunión de los responsables de la Prensa del corazón, prevista para ayer en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, ha provocado una fuerte polémica en torno a determinadas prácticas periodísticas en las que se ven envueltos estos medios -especialmente el pago de exclusivas a famosos- y sobre las consecuencias que tienen para este sector de la Prensa, que cuenta aproximadamente con dos millones de tirada y 10 millones de lectores, muchos más que los que habría soñado jamás tener en este país cualquier otro tipo de Prensa. Las revistas del corazón se encuentran por ello enfrentadas en la lucha por mantenerse o por ganar nuevos puestos en un mercado cada vez más competitivo.

La reunión prevista para ayer respondía a una convocatoria hecha por la Asociación de la Prensa de Madrid para estudiar el tema de las demandas interpuestas contra algunas de estas revistas y muy especialmente para analizar los problemas que plantean las ventas de exclusivas por parte de los famosos. Estas ventas han llegado a límites considerados como escandalosos por personas con intereses en este sector desde que hace un año viera la luz pública por primera vez La Revista, editada por el grupo Z, editora a su vez de las revistas Tiempo e Interviú.En principio estaban convocados a esta reunión los directores de las revistas ¡Hola!, La Revista, Diez Minutos, Semana, Lecturas y Garbo. Sin embargo los directores de La Revista, Semana y Lecturas pidieron el aplazamiento. Algunos medios han interpretado este aplazamiento como consecuencia de la publicación esta semana en la revista iHola! de una extensa entrevista con Carlos Falcó, marqués de Griñón (actualmente en trámites de separación de Isabel Preysler), por la que, según algunas fuentes, se ha pagado 15 millones de pesetas. La dirección de ¡Hola!, sostiene, por el contrario, que no se ha pagado nada por esta entrevista.

Reunión de abogados

Hace 15 días se reunieron los abogados de las revistas del corazón en la sede de la Asociación de la Prensa para preparar el encuentro previsto para hoy. Se planteó entonces también que, tras la reunión de los directores, aplazada inicialmente hasta octubre, sería conveniente otra de los representantes de las 50 agencias de reportajes y fotografías que venden exclusivas a este tipo de revistas.El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa, Luis Apostua, se ha mostrado sorprendido por la polémica que ha surgido a raíz del aplazamiento de la reunión de directores de revistas. Parecida sorpresa han mostrado directores de algunas de las citadas revistas para quienes se ha producido "un clima de inusitada expectación".

"Nada tenemos que ver con los gastos o los ingresos de las empresas periodísticas", se ha apresurado a explicar Apostua. "Nuestra corporación sólo trata de los asuntos profesionales. El tema de las exclusivas se iba a tratar pero no era el más importante. Reviste mayor gravedad la situación que se está creando como consecuencia de las demandas de los mismos protagonistas que aparecen en las revistas y de las condenas que están imponiendo los jueces".

Julio Bou, director de Lecturas, ha explicado que no pensaba asistir a la reunión porque tenía prevista para esa misma fecha un consejo de administración de su publicación y por ello propuso cambiar la fecha. "De cualquier manera", dice, "se trata de un problema mercantil en el que no tiene nada que ver la Asociación de la Prensa".

Jaime Peñafiel, director de La Revista afirma por su parte que "ante la imposibilidad de que asistieran los directores de Lecturas y Hola la reunión no tenía razón de ser". Javier Osborne, subdirector de ¡Hola!, ha manifestado que no sabe las causas exactas del aplazamiento aunque ha añadido que "puede adivinar que se pretende hacer otra convocatoria más amplia" que agruparía también a representantes de agencias de reportajes y gráficas.

Luis González Linares, director de Semana, se ha mostrado parco en explicaciones. Dice que acudirá si le convocan de nuevo "porque acepto una reunión entre compañeros en la asociación".

Los temas a tratar

El director de Diez Minutos, Jesús Manuel López Campos, dijo que pensaba asistir inicialmente "hasta que me llegó una nota sobre los temas a tratar en la reunión. Uno de ellos era el tema de los montajes falsos de noticias, pero como Diez Minutos no lo hace y me niego a que se nos acuse de algo que no es verdad, pues decidí no asistir".José Llongueras, jefe de Redacción de la revista Garbo, manifestó también su intención de asistir a la reunión "a pesar de que nosotros estaríamos un poco fuera del contexto, dado que no utilizamos este sistema y nunca hemos pagado exclusivas de este tipo. En este sentido no podíamos aportar nada nuevo".

El tema de las exclusivas es considerado para muchos como el más espinosos en estos momentos. Además puede tener graves consecuencias. Para Julio Bou, de Lecturas, la escalada de las exclusivas ha traído por lo menos tres tipos de consecuencias. En primer lugar ha favorecido el intrusismo ya que las informaciones llegan ahora a través de amigos o de los mismos implicados en la información "con lo que se hace información sin profesionales y disminuyen de esa forma las garantías". En segundo lugar se crea una desinformación cuando las revistas se niegan a pagar aquellas pretendidas exclusivas que con un descaro evidente son ofrecidas por los propios interesados, y por último se empobrece el mundo artístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 1985