Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varias obras de Alexander Pushkin inspiran la serie que estrena hoy TVE

Esta noche, a las once, TVE-2 comienza a emitir una producción soviética de tres capítulos inspirada en diferentes textos que el poeta y escritor ruso Alexander Pushkin (1799-1837) escribió durante el otoño de 1830, período que es el más importante de su carrera artística por la gran producción de obras. La serie incluye, entre otras, referencias a El convidado de piedra, El caballero avaro, Mozart y Salieri, El constructor de ataúdes y Fiesta durante la plaga.Pushkin está considerado como el fundador de la literutura moderna rusa. Su novela en verso Eugenio Oneguin (publicada en 1833), la primera producción rusa que escoge como tema la sociedad de la época, abre el camino a la novela realista del siglo XIX en este país. El escritor, que vivió en una constante pugna con el mundo aristocrático y agobiado por los problemas económicos, nació en Moscú y murió en San Petersburgo a causa de una herida producida en un duelo, en el que participó para salvar el honor de su esposa. Sus rasgos abisinios, heredados de su bisabuelo, un esclavo de este origen adoptado por el zar Pedro el Grande, contribuían a resaltar una personalidad exótica con inquietudes muy poco convencionales y marcadamente románticas.

Uno de los aspectos más característicos de Pushkin era su amplio conocimiento de autores ingleses como Shakespeare, Byron o Walter Scott, que le influyeron en obras como Pequeñas tragedias, cuatro historias escritas en los meses del otoño en 1830, época de la que se ocupa la serie que hoy comienza.

La influencia de Pushkin en la cultura rusa posterior no sólo abarca la literatura, sino también otras actividades, como la música. Eugenio Oneguin, por ejemplo, supuso el más importante éxito operístico de Chaikovski, y Rimsky-Korsakoff, en su ópera Mozart y Salieri, se basa en el texto de Pushkin, un libro de muy pocas páginas cuyo argumento destaca la leyenda que atribuye al compositor Salieri el envenenamiento de Mozart. Esta obra, escrita en ese prolífico otoño de 1830, es una de las referencias más claras utilizadas por el dramaturgo Peter Shaffer para la producción teatral Amadeus, que recientemente trasladó al cine con gran éxito el director Milos Forman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de agosto de 1985