Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intento de suicidio de un independentista con la pistola robada a la policía el 23 de abril

El independentista Carles Ricart Miró, de 22 años de edad, supuesto militante del Moviment de Defensa de la Terra (MDT), intentó ayer, al parecer, quitarse la vida disparándose en la sien con la pistola que le fue robada a un policía nacional durante los enfrentamientos registrados en la Rambla el pasado 23 de abril, durante la Diada de Sant Jordi.

El joven, domiciliado en Montcada i Reixac (Barcelona) y vinculado, según la policía, a un grupo denominado Resistencia, se encontraba ayer en estado grave, según el parte facilitado por el hospital Clínico, donde fue intervenido quirúrgicamente.

A las 0.30 horas de ayer, los abuelos de Ricart denunciaron a la policía que habían hallado a su nieto tumbado sobre la cama, desnudo, y con un disparo en la cabeza. Junto al cuerpo del joven, que fue ingresado de inmediato en los servicios de urgencia del hospital Clínico, se encontró una pistola Star, de 9 milímetros Parabellum modelo BM, de doble acción.

La pistola, encontrada con siete bajas en su interior, tenía grabadas las iniciales PN en su cañón que corresponden a las entregadas al cuerpo de la Policía Nacional. El número del arma, el 1.568.448 corresponde al de la pistola sus traída un agente de la Compañía de Reserva de Barcelona durante los enfrentamientos con manifestantes independentistas, el pasado 23 de abril.

En aquella ocasión, la policía cargó duramente contra un grupo de manifestantes proabortistas y contra otro grupo independentista. Fuentes gubernamentales justificaron la dureza policial argumentando que los independentistas habían actuado violentamente y presentaron el robo de la pistola ahora recuperada como ejemplo de su peligrosidad. Pese a esta justificación, el teniente Eterio Ureta Rebaño y el capitán José Montañés Gallego, responsables de la actuación policial, fueron sancionados.

Pérdida de glóbulo ocular

El joven se encontraba ayer ingresado en la UVI del hospital Clínico. El parte médico facilitado por el centro hospitalario indica que presenta "una herida de arma de fuego que provocó un traumatismo craneoencefálico abierto, con pérdida del glóbulo ocular derecho". Cuando se recupere dé sus heridas, será acusado de tenencia iícita de armas y de agredir y arrebar un arma a un agente de la autoridad.Carles Ricart vive habitualmente en el domicilio de sus abuelos, situado en la calle de Pavía, en el barrio barcelonés de Sants, aunque sus padres tienen un piso en la calle de La Molina, en Montcada i Reixac. La policía afirmó que había encontrado en su habitación propaganda independentista.

La Brigada Regional de Información le tiene fichado como independentista activo y promotor de la impresión y reparto de boletines de carácter independentista, especialmente de los editados por el grupo Resisténcia, de Montacada. Carles Ricart, según informaciones oficiales, había sido detenido en varias ocasiones por repartir propaganda y realizar pintadas en favor de grupos catalanistas radicales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de agosto de 1985