Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

George Hills

Periodista de la BBC durante 31 años, considera increíble "que un político británico se haya atrevido a presionar a esta institución"

Si a alguien ha sorprendido especialmente la reciente huelga de los periodistas de la BBC ha sido a los propios británicos. George Hills, tras 31 años de trabajar en la radiotelevisión británica, descansa a menudo en San Lorenzo de El Escorial y sigue con atención las noticias que llegan de Londres. "Es increíble", afirma con seguridad, "que un político británico se haya atrevido a intentar presionar a la BBC".

"Tradicionalmente, los políticos británicos han aprendido que un intento de presión sobre la información de la BBC les suele provocar más perjuicios que beneficios". Cuando se le pregunta por el mismo aspecto en España suele sonreír. "El problema está en que no haya al frente de RTVE un organismo independiente que no esté formado por representantes de los partidos". Según su opinión, "la situación se ve agravada por los continuos cambios de director general motivados por sus implicaciones políticas. Ninguna empresa privada hubiera resistido un cambio continuo en su dirección general sin acabar en la quiebra".Habló castellano antes que inglés. Su madre había nacido en la localidad navarra de Olite. "En casa se hablaban las dos lenguas, pero uno siempre acaba aprendiendo el idioma de su madre". El perfecto conocimiento del castellano y sus lazos sanguíneos con España debieron de influir en su nombramiento como director de programas para España en la BBC. En 1950 vino a España por vez primera. "Lo que más me llamó la atención", recuerda George Hills, "fue la enorme pobreza que existía, y junto a ello la gran honradez del pueblo". El contraste con la España oficial era evidente. "Los hombres del régimen llamaban la atención por su excesivo dogmatismo, sobre todo en la exaltación del orden y en un exacerbado nacionalismo".

Los 31 años que George Hills trabajó como periodista en la BBC le permitieron adquirir una amplia experiencia profesional. Tras su jubilación ha impartido cursos sobre la información en radio y televisión en diversos países. Su único libro escrito directamente en castellano es un manual sobre los informativos en radiotelevisión. En la propia TVE ha impartido varios cursos a los profesionales del medio, de los que prefiere mejor no hablar.

Pasa largos períodos.al cabo del año en San Lorenzo de El Escorial. En su opinión, "la información televisiva en España arrastra una tradición pasada que no ha sabido superar. Se siguen dando muchas noticias que no tienen interés alguno. "Hay mucha paja".

Hills ha escrito cuatro libros sobre la historia española de los últimos 50 años: una biografía de Franco; un estudio titulado Monaquía, república y franquismo; una narración del acoso sobre Madrid en la guerra civil, No pasarán; y un pormenorizado análisis sobre el conflicto de Gibraltar, El Peñón de la discordia. "Todos ellos", explica con resignación, "fueron escritos en inglés. Ninguno consiguió publicarse en España íntegramente".

Posiblemente, uno de los aspectos de su actividad reciente que más le enorgullece es su colaboración con la comisión del Parlamento británico, que analizó en 1981 el conflicto de Gibraltar. George Hills fue elegido como el asesor en España de la comisión. El informe final fue un elemento trascendental en la política británica de búsqueda de mejora de relaciones con España. En la actualidad trabaja en una historia sobre el PCE que le encargó la universidad de Oxford. Lleva siete años investigando y ha recopilado más de 30 millones de palabras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de agosto de 1985