Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCÍA

Proyecto municipal para evitar inundaciones en la rambla de Almería

El Ayuntamiento almeriense elabora un proyecto para ordenar la rambla de Almería -ya famosa por las inundaciones con que cada cierto tiempo se ve invadida la ciudad- desviando el cauce del río y realizando obras de contención hidráulica. El problema de la rambla ha sido una constante en el último cuarto de siglo con la que se han enfrentado todas las autoridades municipales.

El actual alcalde de la ciudad, Santiago Martínez (PSOE), considera el proyecto como la gran obra de Almería. La corporación quiere incluirlo en las obras que se realizarán en las capitales andaluzas con motivo del V Centenario del Descubrimiento de América, que se conmemora en 1992. La Junta de Andalucía, que colaborará en el proyecto, desea que en rambla se instale un monumento que recuerde el centenario.Conjuntamente con la realización del proyecto, que cambiará la fisonomía de Almería, las autoridades fomentarán la convivencia entre barrios que permanecen aislados e intentarán solucionar la falta de zonas verdes y aparcamientos. El Ayuntamiento emitirá deuda pública para financiar las obras y contará con ayuda de la Administración y de, la iniciativa privada. El proyecto costará unos 10.000 millones de pesetas. Sólo en obras hidráulicas, la inversión se estima en unos 3.000 millones.

El arquitecto Antonio Góngora Sebastián recibió de manos del consejero de Política Territorial de la Junta de Andalucía, Jaime Montaner, el primer premio del concurso de ideas para el plan de ordenación de la rambla impulsado por el Ayuntamiento. Sus propuestas serán seguidas para la realización del proyecto.

En Almería todavía se recuerda la tragedia de 1973, con inundaciones que causaron decenas de víctimas y destrozos en obras de infraestructura. Cada vez que caen unas gotas, los almerienses se apresuran a quitar sus automóviles de los improvisados aparcamientos de la rambla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de julio de 1985