La ocupación de fábricas agrava la crisis argentina

La ocupación por obreros y empleados de cuatro centros fabriles y tres bancos, en protesta por el despido y suspensión de varias decenas de trabajadores, ha venido a agravar la situación laboral argentina y las relaciones entre Gobierno, empresas y sindicatos.Más de 4.000 obreros de la fábrica Ford cumplieron el martes la primera semana de ocupación de las instalaciones fabriles, en protesta por el despido de 33 trabajadores, mientras que la empresa Volcan, uno de los principales fabricantes de calefactores del país, está tomada por sus trabajadores desde el pasado lunes.

En la provincia de Mendoza, la plantilla de la fábrica de cemento Juan Minetti se mantiene en su interior para reclamar la reincorporación de 86 despedidos. Lo mismo ocurre en Mar del Plata con la empresa Textil Universal, que ha despedido a 16 trabajadores y no ha pagado los sueldos de mayo.

Dos bancos de Buenos Aires y uno de Córdoba, con sus centrales y sucursales, han sido también ocupados por sus empleados, mientras fuentes sindicales aseguraban anoche que "se está preparando un informe sobre más proyectos de despidos, suspensiones de empleo y cierres de fábricas".

El ministro del Interior, Antonio Troccoli, señaló que espera que el conflicto se solucione a través de conversaciones entre empresarios y trabajadores, antes de "adoptar decisiones que el Gobierno no quiere tomar".

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS