Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Comité Federal socialista se reúne hoy "bajo el síndrome de las malas relaciones con UGT"

El Comité Federal del PSOE, máximo órgano decisorio entre congresos, se reúne hoy por primera vez en más de seis meses, y con una nueva composición, derivada de la elección de nuevos miembros en el congreso federal del pasado mes de diciembre y en los congresos regionales. "Ésta será la más trascendental reunión del comité en muchos años", admitió un miembro de la ejecutiva, quien también reconoció que el encuentro de hoy y mañana, en el que deben trazarse las directrices de un plan de relanzamiento del partido, se celebra "bajo el síndrome de las malas relaciones con UGT".

"El principal problema que tenemos ahora no está centrado en el conflicto con el comité de Málaga, con el de Sevilla, ni con Cataluña, ni en las divisiones internas sobre la candidatura a la Xunta en Galicia; nuestro principal problema está en las relaciones con UGT", dijo ayer el secretario de organización del PSOE, Tkiki Benegas, quien señaló que éste será el problema número uno entre los que, a partir de hoy, aborden los 145 miembros del Comité Federal, que estará presidido por Felipe González, secretario general.Las nuevas propuestas de negociación al sindicato hermano -ya habían existido algunos encuentros reservados "de alto nivel" entre el PSOE y UGT, en un intento del partido por mediar en el conflicto entre sindicato y Gobierno- centrarán buena parte de la reunión de hoy, que se inaugurara con un discurso de Felipe González, quien defenderá la gestión de la ejecutiva. Como principal novedad, esta gestión no será votada, aunque exista la posibilidad de que un 20% de los miembros del comité presente una moción de censura contra la ejecutiva; algo que, según confirmó, ayer Pablo Castellano, representante del sector Izquierda Socialista, no piensan hacer los 22 miembros del comité que pertenecen a esa corriente crítica.

Entre los temas a hablar con UGT se encuentran el desarrollo del Acuerdo Económico y Social (AES) -"que se ha quedado un poco parado con este conflicto de las pensiones", dijo Guilermo Galeote, secretario de comunicación del PSOE-; y el patrimonio sindical y la participación de los sindicatos en las empresas públicas. Todos éstos serán temas abordados en las sesioens del Comité Federal, como también la cuestión, más concreta, de las relacionés con el Gobierno. Galeote dijo en la noche del jueves, significativamente, que "no es Miguel Boyer quien marca la política económica del Gobierno, sino el partido; todas las sociedades tienen un tesorero". Luego, agregó que no coincide con Boyer cuando éste dice que el despido es todavía demasiado caro: "Esas palabras no se van a traducir en nada concreto dentro de la política del Gobierno", aseguró Galeote, quien admitió que a él tampoco le gusta "que un ministro veranee en Marbella".

La remoción del Gobierno

Pese a que el repaso de la acción de la ejecutiva federal comporta, indirectamente, un análisis de lo realizado por el Gobierno en estos últimos meses, Galeote y Benegas aseguraron que no se descenderá en la reunión a temas tan concretos como la posible remoción del Gabinete (varios ministros son miembros del Comité Federal, por lo que puede asegurarse, no obstante, que el tema estará presente en los pasillos de la sede de la calle de Ferraz). Pero, preguntado al respecto, Benegas opinó ayer que "ya que se ha hablado de ello, lo mejor sería hacer la remodelación".Los temas de política económica y social se completan en la memoria de gestión que hoy será presentada al Comité Federal con un análisis de la situación internacional y con un posible debate sobre "la seguridad en Europa", a partir del cual se discutirá el papel de España como miembro de la OTAN y, secundariamente, de las líneas generales de la que será la campaña socialista en favor de la Alianza. Pero los dirigentes del PSOE se muestran reticentes a referirse con amplitud a esta cuestión, y se limitan a señalar que la campaña comenzará "en septiembre u octubre" y que no temen una acción combinada, en contra, de UGT e Izquierda Socialista. Los 22 miembros del Comité Federal que se integran en la corriente crítica, -que encabeza el diputado Pablo Castellano, quien se entrevistó recientemente con Nicolás Redondo, secretariogeneral de UGT, en busca de una actuación común- se reunieron ayer para preparar sus intervenciones hoy y mañana.

Crecimiento de militantes

Un portavoz de Izquierda Socialista manifestó que realizarán una "crítica constructiva punto por punto", incluyendo "las cuestiones orgánicas". A este respecto, un miembro de la ejecutiva federal admitió que el crecimiento registrado en la militancia del partido en el último año -6.000 nuevos afiliados, totalizando 159.848- ha sido "más bien escaso".Por lo demás, un objetivo de este encuentro del Comité Federal se centrará en procurar la reactivación del partido en todos los órdenes, entre ellos como "mecanismo de explicación de las realizaciones del Gobierno", para lo que, también en septiembre, se iniciará una campaña paralela a la explicación sobre la Alianza Atlántica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 1985

Más información

  • El máximo órgano entre congresos abordará un plan para impulsar el partido