Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parque de La Polvoranca agrupará equipamientos para las ciudades de la zona sur

MAITE NIETO El parque de La Polvoranca, de 170 hectáreas, situado entre las localidades madrileñas de Alcorcón, Leganés, Fuenlabrada y Móstoles, se construirá en el centro de una concentración de ciudades-dormitorio habitadas por más de un millón de personas e insuficientemente dotada de zonas verdes o de esparcimiento. El objetivo del Gobierno regional es concentrar en el parque algunos de los equipamientos sociales que el sur del área metropolitana precisa. El proyecto ganador del concurso de ideas centra su actuación en la recuperación de unas ruinas del siglo XV al XVIII y en la realización de un gran circuito acuático navegable.

La construcción del parque, cuya extensión superará la superficie de El Retiro, se basará en el proyecto Eleagnus, que el pasado miércoles ganó el concurso de ideas convocado por la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Comunidad de Madrid. El director del proyecto, cuyas obras comenzarán en octubre, es el arquitecto Javier López Chollet.El anteproyecto seleccionado se basa en tres directrices básicas: recuperar unas ruinas que datan de los siglos XV al XVIII, realizar un circuito acuático navegable, mediante la comunicación de dos lagunas naturales que en la actualidad están secas, y habilitar los tres accesos principales que comunicarán el parque con las localidades limítrofes y con el distrito madrileño de Carabanchel.

Las ruinas del pueblo de La Polvoranca -desaparecido en el siglo XVIII-, situadas en las proximidades de la laguna de los Sisones, servirán, una vez rehabilitadas, para realizar actividades de tipo cultural y social. Un restaurante y un aula de naturaleza, donde se emplearán vídeos para estimular el respeto y el cuidado al medio ambiente, son algunas de las actividades que albergarán lo que hoy son ruinas. También se construirán en el parque un teatro al aire libre, una sala de exposiciones e instalaciones deportivas.

El eje paisajístico del proyecto, cuyo presupuesto es superior a 600 millones de pesetas, lo constituye el circuito acuático. En la actualidad existen dos lagunas desecadas denominadas Mari Pascuala y laguna de los Sisones, al norte y sur, respectivamente, del área del futuro parque. El agua que existe en abundancia en el subsuelo se extraerá con energía eólica y se comunicarán ambas lagunas con un riachuelo que también está seco. Sólo la primera laguna ocupa una extensión aproximada de dos hectáreas (20.000 metros cuadrados).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 1985

Más información

  • Auditorio, granja-escuela e instalaciones deportivas