Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo entrenador de la Real Sociedad marcó en 1975 el primer gol a Arconada

John Benjamin Toshack, galés, de 36 años, ex jugador del Liverpool y hasta hace unos días entrenador del Spórting de Lisboa, fue presentado ayer como preparador de la Real Sociedad para las dos próximas temporadas. Sé da la circunstancia de que Toshack jugó en San Sebastián con el equipo de la ciudad de los Beatles en 1975, dentro de la Copa de la UEFA, y fue el primer jugador en batir a Luis Arconada, que debutó precisamente aquel día en la Real Sociedad. El técnico británico cobrará 22 millones de pesetas, libres de impuestos, por sus servicios.

Añadiendo otros gastos suplementarios -vivienda, intérprete...-, el montante de la operación del fichaje de Toshack se acerca a los 35 millones. Sustituye a Alberto Ormaechea, después de que éste, 26 años vinculado al club, estableciera un récord de permanencia con su equipo en Primera División, siete temporadas, durante las que logró elevar al conjunto a las cotas más altas de su historia: dos títulos de Liga, uno de la Supercopa, una semifinal de la Copa de Europa y récord de imbatilibidad en la Liga. Ormaechea, que todavía tiene un año de contrato en vigor, aunque parece interesar a la UD Las Palmas, había sido, no obstante, fuertemente contestado por la afición realista, 7.000 de cuyos socios (18.000, en el mejor momento) se habían dado de baja.La directiva de la Real Sociedad estimó que hacía falta un fuerte reactivo para salvar el pasotismo que empezaba a invadir a su afición. Después de frustrarse el fichaje de John Hollins, segundo entrenador del Chelsea, logró contratar los servicios de Toshack.

Internacional

El nuevo preparador de la Real fue 42 veces internacional con Gales, ganó con el Liverpool dos Copas de la UEFA, otras dos de Europa, tres veces la Liga, una la Copa de Inglaterra y otra la Supercopa y marcó 97 goles en 275 partidos.Como entrenador, su mayor hazaña ha sido ascender al Swansea, galés, la ciudad de donde residía, de la Cuarta a la Primera División inglesa en tan sólo tres temporadas, así como a jugar la Recopa. Después, en el Spórting de Lisboa, no llegó a acabar la temporada, pese a quedar segundo de la Liga portuguesa. La afición guipuzcoana espera que su equipo deje de caracterizarse por su clásico cerrojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de junio de 1985