MONTAÑISMO

La expedición navarra renuncia a conquistar el Everest

La expedición navarra al Everest ha renunciado a conquistar esta cima, la más alta del mundo, e iniciado el regreso, según ha informa- do la Embajada de España en la República Popular China. Uno de sus componentes, Juan José Navarro, de 36 años, resultó muerto el pasado mes de mayo, cuando intentaba el ascenso a esta cumbre de 8.848 metros. La embajada española en Pekín señaló ayer que los tres montañeros navarros, Mari Ábrego, Antxón Zamarbide y José Manuel Casimiro, se encuentran en perfectas condiciones físicas en Lhasa (capital del Tíbet), después de renunciar a un nuevo intento de conquistar el Everest. Los tres monta fieros tienen prevista su llegada a Pekín el próximo día 17, desde donde emprenderán, posterior mente, su regreso a España. El cuarto componente de esta expedición -que pretendía subir al Everest por la vertiente del Tíbet en la República Popular China-, Juan José Navarro Aguirre, de 36 años, casado y padre de dos hijos, murió al sufrir una caída de más de 300 metros cuando junto con sus compañeros intentaba el ascenso a esta cima. El accidente se produjo a 7.500 metros de altitud, en la ruta noroeste, la misma que utilizó en su fracasado intento la expedición catalana, en el año 1983. Uno de los compañeros de Juan José Navarro -cuyo cadáver permanecerá en el lugar del accidente-, Antxón Zamarbide, de 26 años, resultó con esguince en la muñeca. La expedición navarra partió de Pamplona el pasado 28 de febrero. El planteamiento técnico de la misma se consideraba como de vanguardia del alpinismo. Sin ayudas de elementos extraños, como porteadores de altura, y sin oxígeno artificial, los cuatro montañeros navarros tenían como objetivo conquistar la cima más alta del mundo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS