Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Euskal Telebista piden el cese de sus directivos

La petición, por parte de la asamblea de trabajadores de la televisión vasca (ETB), de dimisión de su director, así como del responsable del ente público del que aquélla depende (EITB), junto con la oleada de dimisiones y ceses surgidos en los últimos meses entre los cuadros directivos y la amenaza de huelga laboral intermitente a partir del próximo día 9, son algunos de los elementos que configuran la situación de crisis por la que atraviesa actualmente dicho medio de comunicación.Fuentes relacionadas con los directivos atribuyen dicha iniciativa a problemas políticos derivados de la crisis nacionalista que determinó, a fines de 1984, el cese del lendakari Garaikoetxea. Los trabajadores, por su parte, consideran que tal explicación únicamente pretende desviar la atención respecto a los reales problemas laborales existentes, derivados a su juicio de la mala gestión.

Que existía un conflicto latente entre el sector que resultó vencedor en la reciente crisis nacionalista y la cúpula dirigente de ETB, era cosa sabida desde que dicho sector criticó la iniciativa de retransmitir en directo la conferencia de prensa en la que, a fines de 1983, Garaikoetxea explicó públicamente sus razones frente a la dirección del PNV. Sin embargo, el Gabinete Ardanza no ha tomado por el momento iniciativa alguna tendente a variar la orientación o el personal directivo de ETB.

Desde sectores de la oposición se insiste en la necesidad de un replanteamiento global del proyecto, incluyendo su orientación lingüística, y se recuerda que ETB dispondrá este año de un presupuesto de 3.800 millones de pesetas.

ETB, que fue recientemente definida por su director, Luis Alberto Aramberri, como "un proyecto abertzale y para abertzales", emite su programación íntegramente en euskera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de junio de 1985