El fondo de promoción de empleo para la 'línea blanca' afectará a 7.900 trabajadores

Un total de 7.900 trabajadores se consideran excedentes del sector de electrodomésticos de la línea blanca, según las previsiones de la Administración, que ayer puso de manifestó en Barcelona el director técnico del Fondo de Promoción de Empleo de este sector, Francisco López. La comisión territorial para Cataluña de este fondo quedó ayer constituida, con la participación de los departamentos de Trabajo central y autonómico, la central UGT -CC OO se opone al plan de reconversión- y la patronal Fomento del Trabajo.Los excedentes sectoriales pendientes previstos en Cataluña ascienden todavía a 1.000 trabajadores, que podrán acogerse a las medidas previstas en el Fondo de Promoción de Empleo. La reconversión del sector, también parcialmente pendiente en el resto de España, afectará a otros 3.700 trabajadores, según cálculos de la Administración. Durante el período previo a la constitución del fondo, otros 3.200 puestos de trabajo resultaron eliminados en toda España; entre ellos, 678 correspondieron a Cataluña, provenientes de las empresas Crolls y Benavent.

Además de la Administración y de la central UGT, participan en el Fondo central de Promoción de Empleo de los electrodomésticos de la línea blanca representantes de los grupos en reconversión Eurelasa (compuesto por las empresas Safec, Ibelsa y Puzol) y Gruvelsa (Ulgor, Fabrelec, Mayc). También se adhieren las tres empresas restantes del sector, Balay, Philips y Corberó. Las medidas aprobadas comprenden la suspensión de los contratos, la ampliación de las prestaciones de desempleo hasta tres años, el reciclaje profesional y la recolocación de los trabajadores menores de 55 años. La creación de los nuevos puestos de trabajo está prevista mediante el estímulo de las zonas de urgente reindustrialización.

Para los trabajadores mayores de 55 años, el fondo prevé la tramitación de su jubilación anticipada, con la cobertura suficiente para alcanzar a los 65 años el 100% de la pensión correspondiente. Las dotaciones del fondo provienen de las propias indemnizaciones por rescisión de contratos, las prestaciones correspondientes del Instituto Nacional de Empleo y, aportaciones de las empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 20 de mayo de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50