Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Molowny: "Salió mejor de lo previsto"

Molowny, el entrenador madridista, no podía ocultar su media sonrisa habitual en los vestuarios del estadio de Sosto: "Salió mejor de lo que estaba previsto. Si antes del partido me lo hubieran dicho no me lo hubiera creído. Queda el otro partido, pero el resultado es extraordinario". El Mangas incluso bromeaba porque le había merecido la pena la noche anterior dejarse ganar al mus. "En Madrid, de todas formas, también estaremos obligados a hacer un buen partido ante nuestra afición. ¿El secreto del éxito tan rotundo? Está en los jugadores, que deseaban borrar los malos pasos de la Liga".Valdano, también sonriente, comentaba al salir: "Esto ya parece un equipo ¿eh?". Santillana al que lesionó su marcador en el momento de cabecear el segundo gol, lo vio muy fácil. Era la puntilla. Michel, tan destacado esta vez como Gallego, estaba feliz con el gran partido realizado. Stielike añadió: "Y pudieron ser más".

Chendo, que anuló a Wittmann, en la primera parte y a Burcsa en la segunda, tras el cambio de marcaje efectuado por Molowny, no se sorprendió de su buena actuación: "No me resulta extraño, porque ya en el Castilla, con Amancio, hacía lo mismo con el centrocampista más peligroso rival". Lo curioso es que el único que lo ha utilizado en los últimos tiempos en ese puesto ha sido Molowny, ya en Madrid frente al Inter de Milán, al colocarle sobre Brady. Sobre el cambio de marcaje, el entrenador madridista dijo muy poco, como de costumbre: "Sí, veíamos que se movía más y rectificarnos".

Triunfo claro

Molowny, pese al rotundo triunfo, tampoco quiso analizar las razones: "Es muy difícil decir ahora si ganamos porque lo hicimos nosotros bien o el Videoton muy mal. El resultado está ahí y bueno...". El entrenador, que sufre cuando tiene que justificar las derrotas, tampoco quiso exaltar la victoria. Quizá porque pensaba que el Videoton fue tan discreto como se esperaba. Su entrenador, Kovacs, simplemente reconoció que el triunfo madridista había sido claro y sin paliativos.

Butragueño, otro de los madridistas que mostraba su media sonrisa, confesó no haber notado cansancio pese a su lógica falta de forma física. Y añadió: "El primer gol fue muy importante, porque estrenamos ya antes del descanso. Después, con el segundo gol, se vinieron abajo definitivamente.

Luis de Carlos y Ramón Mendoza se marcharon rápidamente, ante el compromiso del cortejo del vicepresidente del Gobierno español, Alfonso Guerra. Pero su alegría era patente: la victoria ha sido merecida y justa, comentaron solamente. El vicepresidente, que acaba de comenzar su visita oficial a Hungría, fue felicitado por el viceprimer ministro húngaro Jozef Maral por el éxito del Madrid.

Alfonso Guerra no es precisamente aficionado al fútbol, pero sí su homólogo magiar. De todas formas la tristeza del segundo mandatario húngaro no era excesiva porque el equipo de sus amores es de la capital, Budapest. En el fondo, los hinchas del Vasas, Ferencvaros, Honved y Ujpest se han alegrado de que la larga caminata del Videoton, un equipo provinciano, haya terminado tan rotundamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de mayo de 1985