Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La visita del presidente norteamericano a España

Tierno considera un desaire a Madrid que Reagan no visite el Ayuntamiento

El alcalde de Madrid, Enrique Tierno, manifestó ayer que considera "un desaire hacia la ciudad y su representación corporativa" que el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, no visite el Ayuntamiento durante su estancia oficial en España."Madrid es una ciudad antigua, con mucha experiencia y con una gran sensibilidad", añadió Tierno, y sabe interpretar el desaire según de donde procede. En este caso no creo que los madrileños sientan ninguna congoja o se encuentren molestos porque el señor Reagan no venga al Ayuntamiento".

Enrique Tierno considera que la actitud del presidente norteamericano es un desaire sin fundamento". "Si Reagan no quiere a Madrid", continuó, "Madrid tampoco se preocupa demasiado por Reagan".

Sin embargo, el Grupo Popular de Concejales de Madrid expresó ayer a través de un comunicado su sorpresa, "ante el conocimiento de que la Corporación Municipal madrileña no recibirá al presidente de los Estados Unidos de América".

El Grupo Popular de Concejales, pese a señalar su desconocimiento de "las razones que motivan esta falta de cortesía", lamenta "que la presión ejercida por fuerzas no democráticas internacionales puedan influir en el Ayuntamiento de Madrid, haciéndole caer en la descortesía de no recibir al Jefe del Estado de una antigua y verdadera democracia".

La visita del presidente norteamericano ha sido, por otra parte, calurosamente acogida por el presidente de Alianza Popular, Manuel Fraga, y por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Un mero acto protocolario

La visita a la corporación municipal madrileña es un acto protocolario habitual que cumplimentan todos los dignatarios extranjeros que visitan la ciudad.

Tierno manifestó desconocer los motivos que han hecho variar esta costumbre, aunque opinó que ha existido un grave problema porque se ha tolerado que el presidente americano marcase los actos del protocolo. Añadió que el protocolo debe fijarlo Exteriores.

"El protocolo", explicó el alcalde de Madrid, "deber estar marcado siempre por nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores"., y los que nos visitan tienen que someterse al protocolo nacional".

Fraga, por su parte, en unas declaraciones concedidas a Radio Nacional de España que recoge la agencia Efe, insistió, tras rechazar los ataques de que ha sido objeto la visita a España del presidente de Estados Unidos, en que con Reagan "la paz del mundo existe de verdad".

"Desde que él ha llegado" , continuó Fraga en su intervención radiofónica, "ya no hay Vietnam, ya no hay Afganistán, ya no hay ese tipo de avance constante". Al parecer, es la paz soviética la que otros desean. La paz estable, la paz en la cual los comunistas no siguen avanzando en el mundo, por lo visto ésa no es la que interesa", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1985