Miles de personas se manifiestan en Madrid contra la ley antiterrorista

Entre 3.000 y 4.000 personas -10.000, según los organizadores- se manifestaron ayer en Madrid contra la ley antiterrorista. Convocada por una serie de partidos extraparlamentarios, diversas organizaciones y los sindicatos CC OO y CNT, la manifestación transcurrió sin incidentes, vigilada por un discreto servicio policial, en el que sólo pudo verse a la policía municipal, que en ningún momento tuvo que intervenir.La manifestación se inició a las ocho de la tarde en la Glorieta de Bilbao y transcurrió por la calle Fuencarral hasta la calle Infantas. Estaba encabezada por una pancarta en la que podía leerse "no a la ley antiterrorista" y por representantes de los distintos movimientos convocantes: Juan Moreno, por CC OO; Jaime Pastor, por la LCR; Javier Dorronsoro, por el MC; Juan Carlos del Pozo, por la CNT; Emilio Rincón, del Partido Comunista de Ignacio Gallego; y Fernando Salas, por la asociación de abogados jóvenes contra la tortura, entre otros.

A lo largo de la manifestación, diversas pancartas repetían el eslógan "no a la tortura, no a la ley antiterrorista". Entre los asistentes podían verse banderas de la CNT y alguna bandera republicana. Durante el recorrido, los participantes corearon consignas como "abajo la ley antiterrorista", "todos al suelo, que viene Barrionuevo", "se va a acabar la dictadura militar", "GAL y policía, la misma porquería", "Ruiz-Giménez, dimisión", "Presoak kalera" (Presos a la calle), "es fascista la ley antiterrorista", entre otras.

Legislación represiva

Al final, el abogado Fernando Salas leyó un comunicado suscrito por todas las organizaciones convocantes, en el que se señalaba: "La ley popularmente conocida como ley antiterrorista es, más que un instrumento jurídico, un paso adelante en la política del Gobierno del PSOE, del proceso de endurecimiento, del carácter represivo del Estado español. Porque es el Gobierno socialista, desde el 28 de octubre de 1982, quien más ha desarrollado la legislación represiva y, sobre todo, quien está aplicando en toda su crudeza el nuevo arsenal de medidas contra las libertades democráticas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más adelante, el documento afirmaba que todo ello se hacía mientras "se designan para puestos claves en el aparato policial a antiguos y fieles servidores de la dictadura, algunos de ellos denunciados reiteradamente como torturadores o por sus relaciones con la ultraderecha fascista". Para los convocantes, "la ley vulnera y limita derechos fundamentales reconocidos en la declaración universal de los derechos humanos y en la propia Constitución".

Al término de la lectura del comunicado, la manifestación se disolvió sin incidentes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS