Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCÍA

Un detenido del 'caso Paula' se declara autor de la agresión

Osvaldo Hernández Prado, procesado junto a Rafael de Paula y dos personas más por un presunto delito de asesinato en grado de frustración en la persona de José Gómez Carrillo, por las relaciones de éste con la esposa del torero, ha reconocido en declaraciones ante el juez instructor, que fue autor de la agresión, pero sin intención de matar y sin que el acto estuviera en conocimiento previo ni del torero ni de los otros dos procesados. Esta declaración cambia la mantenida desde el principio en la que se negaba toda participación en los hechos que se le imputaban.

José Raúl Robles Zafra, el otro joven acusado de cooperador y acompañante del ahora confeso agresor directo, había reconocido también horas antes su presencia en el edificio del domicilio particular de Gómez Carrillo, pero asegura que ignoraba cuál era el objeto de la visita y lo que ocurría dentro de la casa, ya que permaneció en el descansillo de la escalera. En sus primeras declaraciones, también había negado su participación en los hechos.

Hernández Prado asegura que la agresión fue una picá (locura) que le dio al escuchar los reiterados comentarios sobre la depresión del diestro a causa de los problemas de su vida privada. Los comentarios los escuchó en El Puerto de Santa María, donde asegura que estaba de vacaciones y ya los había oído con anterioridad a su jefe Enrique Vidarte. Ha negado Hernández Prado la utilización de una navaja en la agresión, tal y como quedaba reflejado en el sumario.

Mantiene que utilizó un pequeño punzón de abrir latas que forma parte de su llavero y que conserva en la prisión provincial. Su intención, según ha manifestado, era la de asustar y mantiene que ni Enrique Vidarte ni Rafael de Paula, ni José Raúl Robles conocían el hecho de la agresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de abril de 1985