Suspendido un programa de RNE en Aragón sobre protección civil

El programa En torno a una mesa, que Radio Nacional de España (RNE) en Aragón tenía previsto emitir el pasado sábado a las 13.30 horas y que estaba dedicado a la protección civil en Zaragoza, ha sido suspendido "al fallar los invitados", después de que el gobernador civil y delegado del Gobierno en la comunidad autónoma, Ángel Luis Serrano, no asistiera a la grabación previa.Fuentes del gobierno civil han rechazado cualquier tipo de presión, censura o veto hacia el programa o hacia los participantes en el coloquio. "Simplemente ha existido un desajuste de fechas", manifestaron las mismas fuentes. Por su parte, responsables de la emisora hablan, aunque no de forma abierta, de que existió "cierto boicoteo sibilino".

La mesa redonda iba a tratar sobre el tema de la protección civil en la provincia, aunque partiendo de un suceso reciente ocurrido en el Moncayo, en el que perecieron dos montañeros, y que suscitó una polémica entre el alcalde de Tarazona, José Luis Moreno (del Centro Democrático y Social), y el gobernador civil por la coordinación y actuación de las fuerzas participantes en el rescate.

Dos semanas antes de emitirse el programa, un redactor de la emisora contactó con los participantes en la mesa redonda: el gobernador civil, como responsable de Protección Civil en la provincia, y representantes de la Guardia Civil, Protección Civil del Ayuntamiento de Zaragoza, Cruz Roja, Unidad de Salvamento y Rescate y radioaficionados. La grabación del programa tenía que haberse realizado el jueves pasado, pero el gobernador civil excusó su presencía al serle imposible acudir y propuso otra fecha.

Radio Nacional de España consideró oportuno seguir adelante con el programa con los restantes invitados. Pero al no acudir el gobernador, el representante de la Guardia Civil recibió órdenes para que tampoco participase; los de la Unidad de Salvamento y Rescate contactaron con el gobierno civil, donde personas próximas a su titular les aseguraron que el gobernador no podía prohibirles su participación, pero que se les desaconsejaba su presencia en el debate. Ante estas circunstancias, los restantes participantes fueron excusándose.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de marzo de 1985.