Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La caída de la natalidad

Barcelona.

Hace pocos días la ONU aprobó la concesión de premios a aquellos países en que la planificación familiar triunfa de forma más llamativa. Resulta paradójico que sea la misma institución que promueve el Año Internacional del Niño y el Año Internacional de la Juventud la que consigue que cada vez sean menos los que pueden celebrarlo.La caída de la natalidad en los países occidentales empezó en 1964 y su descenso ha sido vertiginoso hasta 1980. Considerando que con tasas de fecundidad inferiores a 2,1 hijos por mujer es imposible sustituir las generaciones, resulta que en 1975, en Alemania Occidental, la tasa era del 1,4, y en EE UU del 1,8. Así, es un hecho irremediable el envejecimiento de la población.

Nada hace presagiar un nuevo baby-boom como el de la posguerra. Las generaciones de aquellos años ya están entre los 30 y 50 años. Las agencias publicitarias siguen las pistas de aquellas generaciones prolijas, y así la Pepsi es ya para "los que se sienten jóvenes" (y no para los que son jóvenes) y los pantalones tejanos se conciben cada vez más para hombres maduros... - Vicenç Soriano Vázquez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de febrero de 1985