Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un belga mata a seis familiares y luego se suicida por desacuerdo con un divorcio

Un hombre, desesperado por los planes de divorcio de su hijo, protagonizó en la noche del sábado al domingo una matanza en la localidad de Overijse, a 10 kilómetros de Bruselas, en la que acabó con la vida de seis miembros de su familia antes de suicidarse, según informó la policía belga.

Josef Deraymaeker, de 63 años, asesinó a su esposa, su hijo, su nuera, sus dos nietos y su consuegra y, a continuación, se arrojó a un pozo próximo a su invernadero, donde pereció ahogado. Al parecer, Deraymaeker abatió a sus familiares con una pistola del calibre 22. La policía descubrió primero los cuerpos sin vida de la mujer de Deraymaeker, Lea Pas, de 63 años; su hijo, Willy, de 36 anos, y sus nietos, Danni, de nueve años, y Timmy, de siete. Posteriormente, la policía pudo establecer que Deraymaeker, antes de matar a estos cuatro miembros de su familia, asesinó a su nuera, Frieda van Loon, y a la madre de ésta.

Según algunos habitantes de Overijse, Deraymaeker fue a un bar propiedad de su hijo, Willy, y disparó contra Frieda y su madre, que murieron en el acto. De regreso a casa, el hombre mató a su mujer, a su hijo y a los dos niños, que estaban escondidos en el invernadero, en el patio trasero de la casa, según la agencia de noticias Belga. Ésta recoge declaraciones de algunos vecinos, que aseguran que el hombre estaba muy disgustado por la decisión de divorciarse de su hijo, a la que se había opuesto reiteradamente. Willy vivía desde hace tiempo separado de su mujer. El homicida había escrito unos días antes una carta a su hermano en la que expresaba su intención de suicidarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de febrero de 1985