Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yamani no descarta una baja inmediata del precio oficial del crudo de la OPEP

El ministro saudí del Petróleo, jeque Zaki Yamani, declaró ayer en Ginebra, al inaugurarse una conferencia ministerial extraordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que el precio de referencia, de 29 dólares para el crudo ligero de 34 grados de densidad API, "no es sagrado", dando pie a especulaciones de que el consorcio pueda rebajar oficialmente las tarifas vigentes (hasta 2,50 dólares por barril, según medios petroleros de Londres) para el crudo que venden los 13 países miembros del cártel.

Las especulaciones en torno a la baja del precio provocaron ayer el hundimiento de la libra esterlina, que cotizó a 1,1070 dólares, uno de sus niveles mas bajos. Pero los ministros de Argelia y Libia, según noticias procedentes de Ginebra, descartaron cualquier acuerdo que implique una reducción de este precio de referencia y abogaron, especialmente el argelino Belkacen Nabi, por una reducción del abánico de los denominados precios diferenciales de 4 a 1,5 dólares, es decir una reducción entre las tarifas de los crudos superligeros y los pesados.Mientras que Nabi deseaba una reducción de estos precios a un máximo de 1,50 dólares, los ministros analizaron ayer dos propuestas: una de Nigeria, para acortarlas a 2 dólares y otra de Arabia Saudí, para recucirlas de 4 a 2,90 dólares como máximo, según declaró el ministro indonesio Subroto. Esta declaración del presidente de la conferencia, que insistía en el mantenimiento del precio de 29 dólares, provocó una recuperación de la libra, que se vió ayudada por la decisión de los cuatro primeros bancos británicos de incrementar hasta el 14% su tipo de interés preferencial.

La reunión extraordinaria de la OPEP ha sido convocada, oficialmente, para estrechar el abánico de los denominados precios diferenciales y para buscar soluciones a la situación de debilidad del mercado mundial de crudo, que reduce las ventas del consorcio y hace disminuir sus ingresos. El actual abánico de precios perjudica a países como Argelia, Libia y Emiratos Arabes Unidos, que tienen crudos lígeros y superligeros y les hace perder clientes frente a los precios más bajos que aplican países productores como Gran Bretaña y Noruega, no sujetos a la disciplina OPEP.

El comité de diferenciales del consorcio, reunido el domingo con anterioridad al encuentro extraordinario, propuso una serie de alternativas a los ministros para, reduciendo algunos precios, devolver competitividad a la mayor parte de los crudos OPEP. La falta de una propuesta única, que desvelaba proftindas diferencias en el comité, incrementó la incertidumbre de la decisión que adoptará el plenario del cartel. Ayer, los enfretamientos fueron la tónica dominante.

Duros enfrentamientos

Maná Al Oteiba, ministro de Petróleo de los Emiratos y presidente del comité, sobre diferenciales, abandonó molesto la sesión plenaria de la conferencia tras protagonizar un duro enfrentamiento con el ministro nigeriano, David-West. Nigeria rompió en noviembre pasado la disciplina en el precio OPEP y, según Al Oteiba, ha sobrepasado también la cuota de producción de 1,5 millones de barriles diarios que tenía asignada.La publicación por el Wall Street Journal de una información sobre las diferencias internas de la OPEP, que hablaba incluso de las riñas de los ministros por conseguir las mejores habitaciones del Hotel Intercontinetal (donde se celebra la reunión) y las mejores prostitutas de la ciudad de Ginebra, fue un factor adicional de los enfrentamientos de los ministros, que se acusaron unos a otros de ser la fuente de la filtración de las mencionadas informaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de enero de 1985

Más información

  • Tensiones entre los ministros de la organización ante la postura de Nigeria