Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberto de Armas, virtual nuevo secretario general del PSOE canario

Alberto de Armas será elegido hoy, con toda probabilidad, nuevo secretario general del PSOE en Canarias, durante la jornada de clausura del IV Congreso Regional de dicho partido, que se inició el pasado viernes en Santa Cruz de Tenerife. Su candidatura, que es apoyada por el secretario general saliente Jerónimo Saavedra, es además la única que ha sido presentada, mientras que la posibilidad de que un sector mayoritario de los 242 delegados defienda la continuidad de la actual cabeza del partido, barajada en vísperas de la reunión, parecía ayer remota.De confirmarse este cambio, el PSOE pasaría a estar dirigido por un político de prestigio, médico de profesión, que es senador desde 1977 y fue en las pasadas elecciones generales el parlamentario más votado en Canarias. Saavedra, que ocupará ahora la presidencia del partido, dijo ayer: "Quienes piensan en el PSOE que Alberto de Armas puede convertirse en un dirigente insularista sin perspectiva regional no saben que somos amigos desde que un reducido grupo de socialistas empezamos a trabajar sobre la idea de la autonomía". De Armas fue presidente en los años sesenta del Ateneo de la Laguna (Tenerife), donde surgió una tertulia de socialistas a la que se sumó Saavedra tras pasar una etapa en Italia.

La gestión de la Ejecutiva regional desde el Congreso de 1981 celebrado en Gran Canaria fue aprobada el viernes con el 59,72% de los votos frente al 8,02% en contra y el 30,74% de abstenciones, lo que se considera un estrecho respaldo a su actuación. Izquierda Socialista, que reclama para sí la representatividad de la mayor parte de los votos contrarios a la Ejecutiva, criticó por igual a la dirección del PSOE y al Gobierno autónomo, al frente de los cuales figura Jerónimo Saavedra. Está corriente denunció un distanciamiento en su política de la realidad social de las islas, la falta de una auténtica acción regional, cierta derechización y algunos casos de boato y pompa, junto a un progresivo vaciamiento de los cargos del partido en beneficio de sus funciones públicas.

Saavedra, que no aceptó los reproches a la gestión socialista por su actitud hacia las capas sociales más necesitadas, brindó un mensaje basado en la idea de que Canarias sólo es posible desde la solidaridad y no sobre la suma de siete cabildos o el esquema de una simple federación de islas. La ciudad sede del congreso está gobernada por la Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI), que fomenta en la actualidad una federación de grupos insularistas, con la intención de presentarse a las próximas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de enero de 1985