Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 15.000 personas se manifiestan en Ferrol contra la reconversión naval

Unas 15.000 personas -según los convocantes, cerca de 20.000- se manifestaron ayer en Ferrol contra los actuales planes de reconversión en el sector naval, a favor de la continuidad de Astano como constructora de buques y por la industrialización de Galicia. El acto estaba organizado por los sindicatos CC OO, Intersindical Galega (INTG) y USO, que valoraron como un éxito la respuesta a la convocatoria, "cuando se entra en una semana crucial en la que se puede decidir el futuro de Astano".

La manifestación, que salió poco después de las 12.00 horas desde el estadio municipal Manuel Rivera, iba encabezada por una pancarta unitaria. Durante la marcha, no se vieron signos partidarios. Otra gran pancarta, con el texto Ni un solo despido, estaba firmada por la Asamblea de mujeres de Ferrol y comarca.

En el Cantón, donde se concentraron finalmente los manifestantes, intervinieron representantes de las centrales convocantes, que hablaron desde el palco de la música. Xosé María Freire, de USO, dijo que las medidas del Instituto Nacional de Industria (INI) "sitúan a Ferrol 40 años atrás". Xosé Díaz, de la INTG, calificó la reconversión naval como "un castigo para Galicia", refiriéndose críticamente al comportamiento de los dirigentes del PSOE gallego, "que luchan por el reparto de puestos, olvidando los problemas reales de Galicia". Cerró el turno Ignacio Tojo, de CC OO y presidente del comité de empresa de Bazán, quie alertó sobre el futuro de este otro gran astillero, donde se prevé también una rescisión de plantilla.

Cartas de despido

El envío por parte de la división naval del INI de cartas de despido fue calificado como "un intento vano de amedrentar a los trabajadores". Según declaró un portavoz del comité de empresa de Astano, hasta un centenar de empleados que se habían acogido al Fondo de Promoción de Empleo están dispuestos a reconsiderar su postura, enviando cartas al INI rechazando su inclusión. "El flujo de las cartas", se indicó, "va a cambiar de sentido".Para mañana martes está convocado un nuevo encierro en la factoría de Astano, coincidiendo con la reunión en Madrid de representantes sindicales con el presidente de la división naval del INI, Pedro Sancho. Según el comité de empresa, será un encierro "al hilo del teléfono". "Los resultados de esta entrevista serán determinantes para el carácter futuro de las movilizaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de enero de 1985