Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva ejecutiva del PNV en Navarra se niega a precisar en qué localidades ha constituido juntas

La nueva comisión ejecutiva del PNV en Navarra se presentó ayer a los periodistas en una conferencia de Prensa, durante la cual sus miembros se negaron a precisar en qué localidades de la provincia han quedado constituidas juntas municipales del partido. La nueva ejecutiva, surgida de la crisis iniciada con la expulsión de los anteriores dirigentes, afirma contar con 16 juntas locales -sin precisar dónde- en otras tantas poblaciones, y con un total de 200 militantes. No obstante, los expulsados afirman que los afiliados no suman ahora más de 40. La anterior organización -que sigue desarrollando su actividad normal cuenta con un millar de militantes y 37 juntas municipales.La Asamblea Nacional del PNV decidió hace ocho meses disolver los órganos de dirección del partido en Navarra y expulsó a 15 dirigentes. Éstos se habían negado a apoyar al representante de la coalición de centro-derecha (incluida Alianza Popular) que había sido propuesto como candidato a presidente del Gobierno foral navarro y que era apoyado por la dirección del PNV.

La negativa de los parlamentarios forales y dirigentes del partido propició la elección del socialista Gabriel Urralburu.

Los nuevos dirigentes del PNV en esta región no quisieron precisar a qué poblaciones correspondían las 16 juntas municipales que han creado. Justificaron esta postura en las presiones que podrían recibir sus integrantes, quienes, por el momento, para evitar tensiones, prefieren permanecer en el anonimato. "Nuestros afiliados", según señaló el nuevo presidente del PNV en Navarra, "han sufrido tales presiones que esto nos obliga forzosamente a que nos reservemos los nombres de estas juntas municipales, así como el de sus integrantes".

Carlos Clavería, ex parlamentario navarro, escritor e historiador, es el nuevo presidente del Consejo Regional del PNV en Navarra, elegido en la noche del martes. Clavería cuenta con el apoyo de la ejecutiva del partido. Se trata de una persona afín al aparato del PNV, que a su vez se encuentra enfrentado al presidente en funciones del Gobierno vasco, Carlos Garaikoetxea, en la polémica sobre el reparto de competencias entre las diputaciones y el Ejecutivo autónomo. La anterior dirección del partido en Navarra seguía las tesis de Garaikoetxea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de enero de 1985