Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los futbolistas extranjeros se refugian del frío en Benidorm y en la Costa del Sol

Este fin de semana tres conjuntos de la primera categoría holandesa han llegado a Benidorm, aprovechando la suspensión de la Liga por el mal tiempo.Se trata del Gronengen, verdugo la campaña anterior del Atlético de Madrid en la Copa de la UEFA, Den Bosch y el Fortuna Sittard, éste último rival del Everton inglés en la Recopa. También ha llegado la selección de Hungría, que acude por tercera vez a Benidorm de la mano de Emil Osterreicher.

Los entrenamientos son a puerta abierta y sin taquilla, y empezaron ayer lunes con uno entre el Fortuna y el Den Bosch. Esta tarde el Benidorin lo hará con el Den Bosch y mañana miércoles con el Gronengen; el jueves la selección húngara lo hará con el Den Bosch y el viernes el Gronengen con el Fortuna, saliendo para su país los equipos holandeses al día siguiente.

Los húngaros del 15 al 17,jugarán con el Villajoyosa contra el Benidorm, y, todavía sin confirmar, con el Elche. El día 24, el equipo húngaro actuará en partido amistoso en el estadio Luis Casanova ante la selección sub 21 de Luis Suárez, y luego viajarán a Hamburgo para medirse con Alemania Occidental.

La mayoría de los equipos que eligen la Costa del Sol, preferentemente Estepona y Torremolinos, suelen ser suizos, belgas, alemanes y británicos, según informa Pedro Luis Gómez. El Brujas, equipo que milita en la Primera División belga, ha estado cerca de un mes en Torremolinos, y también el Groningen. Para rinales de enero se espera le llegada del Grasshoppers suizo, y entre febrero, marzo y abril, visitarán la Costa los equipos suizos Langental, Aaberg, Becp y Algarna, y el Eintracht de la RFA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 1985