Arkhipov en Pekín

La llegada de Arkhipov a Pekín el viernes 21 de diciembre señala una nueva etapa en el lento proceso de normalización emprendido hace cinco años entre Moscú y Pekín.Responsable de la economía soviética, Arkhipov viene sobre todo para hablar de negocios. En todo caso así es como lo han entendido sus huéspedes, que antes de su llegada han subrayado el carácter complementario de las economías soviética y china; esta última aporta productos agrícolas y de industria ligera a cambio de acero, madera y maquinaria. (...)

¿Puede ampliarse el diálogo a la esfera política? No parece que los diplomáticos chinos se hagan muchas ilusiones a este respecto. Según ellos, hay tres obstáculos en el camino de un verdadero acercamiento entre los dos países: la presión militar que las fuerzas soviéticas ejercen a lo largo de la frontera china, la ocupación de Afganistán por la Unión Soviética y el apoyo de este país a la ocupación de Camboya por Vietnam. (...)

Queda la esperanza de que Arkhipov es, como dicen los chinos, "un viejo amigo de China", donde hace 30 años dirigió las actividades de los expertos soviéticos. Conoce personalmente a varios dirigentes chinos que actualmente ocupan las más altas instancias y las conversaciones que va a celebrar con ellos tal vez puedan disipar algunos malentendidos, más allá de un intercambio protocolario. Así, el factor humano puede influir sobre el clima político.

22 de diciembre

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de diciembre de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50