Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE aprueba por mayoría la permanencia en la OTAN tras un firme discurso de Felipe González.

La tesis oficial sobre la Alianza Atlántica, que propugna la permanencia de España en la misma, resultó aprobada ayer en el 301 Congreso del PSOE, por 412 votos a favor, 126 en contra y 42 abstenciones. El debate sobre la OTAN se prolongó hasta la medianoche, y registró momentos de gran tensión. Felipe González tuvo que intervenir tras asistir a un duro enfrentamiento entre José Rodríguez de la Borbolla, mantenedor de la ponencia oficial, y Antonio García Santesmases, de Izquierda Socialista, que propugnaba la salida de España de la OTAN. El 30º Congreso del PSOE finalizará hoy, tras cuatro días de debates en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid.

Felipe González, en tono muy elevado y no exento de crispación, afirmó que "España, tras dos años de permanencia en la Alianza, no ha perdido ni un átomo de su autonomía para realizar su política exterior". González, no obstante, afirmó que si él hubiera tenido que tomar la decisión no habría integrado a España en la OTAN. A continuación se definió como "pacifista de verdad" y afirmó que al hablar de neutralidad había que hacerlo en serio. Puso el ejemplo de Suecia, país que sigue una política de neutralidad, al que dijo asegurando que esa nación doble que España, respectp al producto interior bruto, en lo de defensa.Las primeras horas de la noche, una parte de los miembros de la comisión ejecutiva saliente mostraba su malestar ante la falta de noticias sobre su futuro político. Ni Felipe González ni Alfonso Guerra, únicos miembros de la dirección que, aparentemente, conocían a media tarde el borrador de la lista que hoy será aprobada en la jornada de clausura del congreso, habían contactado hasta entonces ni con los salientes ni con los que, presumiblemente, iban a pasar a la nueva dirección.

Una dirección que no ofrecerá cambios espectaculares en la cumbre del partido. Ramón Rubial continuará como presidente; Felipe González, como secretario general, y Alfonso Guerra, como vicesecretario. En cuanto a los restantes miembros de la ejecutiva, que se ha reducido 1 de 25 a 17 componentes, el nombre de Manuel Chaves era el más aceptado para ocupar la secretaría de organización, hasta ahora en poder de Carmen García Bloise, que pasaría al área de participación ciudadana de nueva creación en este congreso. Las hipótesis más extendidas consideraban que Guillermo Galeote puede permanecer en su actual secretaría de prensa y propaganda, pese a la oposición mostrada por un buen número de federaciones, que consideraban que las críticas lanzadas por Felipe González a la deficiente comunicación del partido con la sociedad iban dirigidas a la secretaría regentada por Galeote.

Francisco Fernández Marugán, hombre a quien se considera muy ligado a Alfonso Guerra, puede ocuparse de una supersecretaría económico-social. Enrique Múgica, que ocupaba un discreto segundo plano en la ejecutiva saliente, ascenderá, según tales hipótesis, a la secretaría institucional.

Al frente de las finanzas continuará probablemente Emilio Alonso, y como responsable de Cultura seguirá Salvador Clotas. Para la secretaría de relaciones exteriores el nombre que más circulaba era el de Elena Flores. Dos de las vocalías recaerán con casi toda seguridad en José María Benegas y Raimon Obiols. Respecto a las restantes, se registraban serias dudas a media noche, barajándose los nombres de Alejandro Cercas, diputado por Madrid; Francisco Granados, diputado por Ciudad Real; Cipriano Císcar, de la Comunidad Valenciana, y Juan José Laborda, portavoz del Grupo Socialista en el Senado.

A las tres de la madrugada de hoy, el presidente Felipe González todavía negociaba personalmente en los pasillos del palacio de Congresos y Exposiciones los nombres que finalmente habrán de figurar en la ejecutiva que salga de este 30º congreso.

Otros temas que fueron aprobados a lo largo de la jornada de ayer se refieren a los que figuraban en la ponencia sobre La superación de las desigualdades, y entre los que destaca la luz verde proporcionada a la implantación de la televisión privada en España.

Páginas 17 a 20

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 1984

Más información

  • Malestar entre la anterior ejecutiva por la falta de noticias sobre la nueva dirección que salga del congreso