Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskalduna permanece cerrado y ocupado por la Policía Nacional

La jornada de huelga en protesta por los dramáticos acontecimientos registrados el pasado viernes en el astillero Euskalduna han tenido desigual incidencia, tanto en el propio País Vasco como en otros puntos del territorio español. El astillero, que estuvo ayer cerrado por decisión patronal, permaneció ocupado por fuerzas de la Policía Nacional. El fiscal general del Estado, Luis Burón Barba, se ha interesado personalmente ante el fiscal general de la Audiencia Territorial de Bilbao por la instrucción de las investigaciones. En Cádiz y Valencia se realizaron diversas acciones de protesta por la muerte del trabajador de Euskalduna, así como en Asturias. Los trabajadores de Seat realizaron paros de 10 minutos en protesta por la actuación de la policía en, Euskalduna.

La jornada de paro en señal de protesta por los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar el pasado viernes en la factoría de Euskalduna fue secundada de forma desigual en el sector naval vizcaíno. Desde la madrugada de ayer lunes, el centro de Euskalduna permanece cerrado por decisión patronal y numerosos efectivos de la Policía Nacional han ocupado sus instalaciones impidiendo el acceso a la factoría. El comité de empresa interpondrá querella criminal contra la compañía de la Policía Nacional que cargó contra los trajadores el pasado viernes.

El fiscal general de la Audiencia Territorial de Bilbao, Fermín Hernández ha iniciado las corresponondientes diligencias para investigar las causas de la intervención policial, el pasado viernes, en el interior de los astilleros de Euskalduna, en la que, además de que se registraran numerosos heridos se produjeron destrozos de considerable importancia en los locales sindicales de la factoría. El fiscal general del Estado, Luis Burón Barba, por su parte, se puso en contacto con el fiscal de Bilbao para interesarse personalmente por la instrucción de las investigaciones.Los trabajadores del sector naval vizcaíno respondieron, de forma desigual, a la convocatoria de paro realizada por la mayoría de centrales sindicales del País Vasco, a excepción de UGT. Los empleados de los astilleros de Asúa secundaron la huelga de 24 horas, mientras que en la naval de Sestao se realizó un paro sólo a partir del mediodía.

En la mañana de ayer, los empleados de la factoría de Euskalduna, al encontrarse con las puertas de acceso a la fábrica completamente cerradas, celebraron una asamblea en la universidad de Sarriko. En el curso de la reunión los afectados acordaron encargar a sus asesores sindicales que indagaran las causas que han motivado el cierre patronal y que, además, investigaran el curso de los trágicos acontecimientos del pasado viernes, que arrojaron el saldo de un muerto por infarto de miocardio, dos heridos y casi un centenar de contusionados.

La dirección de Astilleros Españoles, que decidió en la tarde del domingo proceder al cierre de Euskalduna, comunicó que su decisión se debía a la voluntad de "preservar la integridad de las personas, bienes e instalaciones del astillero". Estas son precisamente las razones por las que se autoriza el cierre patronal en caso de huelga, según se recoge en el real decreto de 4 de marzo de 1977, sobre relaciones de trabajo (artículo 12.1 a).

El Gobierno Civil de Vizcaya, por su parte, intentaba justificar la ocupación policial de los astilleros al precisar que "se han dictado las órdenes oportunas para que las fuerzas de seguridad del Estado custodien las instalaciones del astillero de Olaveaga (Euskalduna) en previsión de posibles incidentes que pudieran afectar tanto a la seguridad de los ciudadanos de la provincia como a los bienes de la empresa".

A últimas horas de la tarde de ayer, varios miles de trabajadores de astilleros vizcaínos se manifestaron por el centro de la ciudad de Bilbao para protestar por el plan de reconversión del INI y por los acontecimientos que se registraron el pasado viernes en la factoría de Euskalduna.

El Sindicato Profesional de Policía Uniformada hizo público ayer un comunicado en el que califica la sanción contra el agente que desenfundó su pistola el pasado domingo en los actos de Bilbao, como inadecuada y "totalmente desproporcionada e incoherente".

Protesta en Galicia

Los trabajadores de los dos principales astilleros gallegos, Bazan y Astano, en la ría de El Ferrol, pararon ayer sumándose a lajornada de luto en el sector naval por la muerte de un trabajador en Euskalduna y manifestándose en demanda de apoyo ciudadano para la huelga general convocada en Galicia el próximo día 29, informa Manuel Rivas.

Los trabajadores de Astano, el más afectado en cuanto a excedentes laborales por la reconversión de los astilleros, se concentraron a partir de las diez de la mañana en la plaza de Armas, ante el ayuntamiento ferrolano. Dos horas después, y tras dirigirse desde la factoría en manifestación, se incorporaron a la concentración los operarios de Bazán, llegando a reunirse frente al consistorio unos 6.000 trabajadores.

El presidente del comité de empresa de Astano, Xosé Santamaría, y representantes sindicales de CC OO, Intersindical Gallega (INTG) y USO, mantuvieron una entrevista con el portavoz del Gobierno municipal socialista, el teniente alcalde Celestino Llano, al que pidieron que el Ayuntamiento rectificara un bando dictado por el alcalde accidental, Casal Pita, en el que se mostraba favorable a la reconversión.

La polémica suscitada por este bando y la postura de la corporación ante la convocatoria de huelga general para el próximo jueves, serán objeto de debate en un pleno que se celebrará esta tarde, convocándose por los sindicatos una concentración paralela de trabajadores.

Mentras tanto, en Vigo continuaron ayer las acciones de los trabajadores del sector naval para concienciar a la población sobre la necesidad de sumarse a la convocatoria de huelga general prevista para el jueves día 29, en Galicia, por las centrales sindicales CC OO e Intersindical Nacional de los Trabajadores Gallegos (INTG), según informa Xosé Palmeiro.

Sin embargo, como estaba previsto desde el sábado, en los astilleros de Vigo no se siguió el llamamiento a la huelga formulado desde Euskadi en protesta por la irrupción violenta de la Policía Nacional en las instalaciones de Euskalduna.

La sección sindical de la UGT de Astilleros y Construcciones (Ascon) de Vigo se opondrá por todos los medios al cierre de las instalaciones y no lo aceptará si se produce finalmente.

La decisión ugetista de oponerse al cierre del astillero ha sido adoptada teniendo en cuenta el hecho de que resultaría más costoso para la Administración incluir en los fondos de promoción de empleo los 825 trabajadores que podrían seguir en la factoría que adelantar a Ascon los 1.471 millones de pesetas necesarios para ponerlo nuevamente en marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 1984

Más información

  • El fiscal general del Estado se interesa personalmente por la investigación de los sucesos del viernes en el astillero