Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Los franquistas, ante el 20-N

Los coletazos de la extrema derecha

Nuevos grupos intentan recuperar el espacio que dejó Fuerza Nueva

El Movimiento Católico Español y Solidaridad Española, grupos de extrema derecha y este último presidido por el ex teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero Molina, condenado a 30 años por su participación en el intento de golpe de Estado del 23-F, se han adherido a las recién nacidas Juntas Españolas que promueve el diario El Alcázar. El tímido resurgimiento de la extrema derecha en tomo al 20-N aniversario de la muerte de Francisco Franco, no ha llegado a los grupos violentos, que, sin organización que les respalde, han dejado de actuar.

La extrema derecha, tras la autodisolución de Fuerza Nueva, no encuentra un espacio y una voz que difunda sus proclamas. La desaparición pública de Blas Piñar y los 28.451 votos obtenidos en las últimas elecciones por el partido del teniente coronel golpista Antonio Tejero han sumido a la extrema derecha en el silencio absoluto. Sin embargo, nuevos grupos intentan recuperar tímidamente el espacio perdido. Antonio Izquierdo, director de El Alcázar y secretario general de las Juntas Españolas afirma que "este vasto movimiento de integración nacional busca la unión de una enorme franja de españoles desencantados, tanto de derechas como de izquierdas, que nosotros calculamos llega al 65%. de la población, con el fin de ofrecer una alternativa de poder".Este espacio de "reflexión" ha provocado en estas fechas un replanteamiento de la estrategia ultraderechista. Blas Piñar no se pronuncia por la adhesión a las Juntas Españolas y mantendrá silencio hasta hoy, domingo, en que abrirá una comida en un restaurante de Madrid con un discurso que en la sede de la autodisuelta Fuerza Nueva, ahora convertida en el Centro de Estudios Sociales, Políticos y Económicos, han profetizado será "muy duro".

Blas Piñar querría encontrar el espacio conseguido por el líder de la extrema derecha francesa, Jean Marie le Pen, que a sus 56 años de edad ha conseguido obtener este año el 11% en las elecciones municipales francesas y ser elegido miembro del Parlamento Europeo. El grupo de extrema derecha del Parlamento Europeo, liderado por Le Pen, consiguió el pasado 17 de junio 20 escaños entre italianos, franceses y griegos.

José Luis Corral, jefe nacional del Movimiento Católico Español, entre cuyos fieles militantes se encuentra el capitán de navío Camilo Menéndez Vives, también condenado por su implicación en la intentona golpista del 23-F y actualmente en libertad tras cumplir su condena, afirma que "el avance de la conspiración ha llegado a la misma Iglesia, de la mano del progresismo, y a España con la democracia, que ha traído la ruina económica y una degradación moral completa".

Este movimiento se ha adherido a las Juntas Españolas promovidas por el diario El Alcázar, así como Solidaridad Española, cuyo vicepresidente, Ángel López Montero, abogado defensor de Tejero, ha justificado a este periódico esta adhesión por la necesidad de buscar "la unidad". Si existe acuerdo para formar un partido único o coalición de partidos, Ángel López Montero afirma que "el teniente coronel Tejero sacrificaría su presidencia en Solidaridad Española".

Las Juntas Españolas

Sin embargo, Antonio Izquierdo ha aclarado a este periódico que las Juntas Españolas, promovidas por El Alcázar a través de un documento ideológico publicado en varias ocasiones en el periódico, son un movimiento que convoca a crear esas juntas que "se convertirían en un alternativa de poder a la derecha y a la izquierda; nos interesa la respuesta popular y no hay vetos para nadie".

Preguntado por si ese movimiento se colocaría políticamente a la derecha de AP, es decir, en la extrema derecha, Izquierdo ha respondido: "Nunca he pertenecido a la extrema derecha, ni sé quiénes son. Nosotros no adoptamos posiciones geométricas ni se nos puede alinear en ningún extremo. Un ejemplo: Alianza Popular, que puede ser considerada como la derecha, no lo es, porque en ese partido está todo el centro después de su defenestración. Nosotros defendemos todo lo que tiene de bueno la izquierda y todo lo que tiene de bueno la derecha".

Izquierdo precisa que "en este mundo no hay más que capitalismo y marxismo, y lo demás son zarandajas". ¿Entonces usted se declarará capitalista? "No", responde Antonio Izquierdo, "yo soy anticapitalista y antimarxista, yo tengo influencia joseantoniana".

En cuanto a las recientes afirmaciones del presidente del Gobierno, Felipe González, en el Congreso, sobre ayudas económicas que reciben actualmente la extrema derecha y círculos involucionistas, Izquierdo respondió que "ojalá tuviéramos apoyos económicos; nosotros somos una macrofarmación humana que puede sobrevivir con las aportaciones de nuestros afiliados".

El director de El Alcázar afirma que hasta ahora las Juntas Españolas están siendo apoyadas por el diario y por algunos pequeños nativos que se están recibien También la Organización Nacional de Combatientes editora de diario apoya este nuevo movimiento.

Sobre las imputaciones que recientemente publicó el semanario alemán Der Spiegel sobre los apoyos económicos a la ultraderecha española a través de la Fundación Hanns Seidel y la presunta implicación del columnista de El Alcazar Ismael Medina, Antonio Izquierdo respondió que "Medina un colaborador del periódico, decir, que no tiene relación dire con nosotros, y desconozco si cierto o no lo que se ha publica aunque supongo que no-.

Ismael Medina, que se ha ad rido a las Juntas Españolas, mani1stado a este periódico q .no tengo nada de que averg zarme en los aspectos económi personal y político de lo que he cho en toda mi vida, y creo que demostrado siempre mi absol independencia. Si se buscan al yos económicos del exterior a p tidos, creo que las fundaciones son las vías a investigar, pue que todo ello se lleva legalme creo que todo el mundo sabe c las investigacitiones deben diril se por otras vías".

Fuentes policiales consulta por este periódico han manifes do que actualmente las ayuc económicas a la extrema dere( provienen no sólo de organizac nes fascistas europeas, fundam talmente alemanas e italian sino de dictaduras militares latú americanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 1984