Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unidad Hermética rescata las acciones que ostentaba el Fondo de Garantía

El Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios ha llegado a un acuerdo con el grupo mayoritario de accionistas de la empresa Unidad Hermética, agrupado en torno a la familia Forrellad, para traspasarle el paquete de acciones de esta empresa que ostentaba como herencia de la crisis de Banca Catalana. Unidad Hermética es el primer fabricante español de compresores -motores para neveras- y en 1983 facturó por valor de 10.591 millones de pesetas.

El paquete en cuestión alcanza el 14,79% del capital, que se cifra en 2.337 millones de pesetas. La operación se realizará a un valor cercano a la cotización en Bolsa -actualmente, 62 enteros-, aproximándose a un total de 200 millones de pesetas. La transacción se considera "equilibrada" por ambas partes.

Este paquete estaba controlado por las sociedades de cartera Binca y Dobinca, antiguas participadas de Banca Catalana que quedaron en posesión del Fondo con motivo de la crisis del grupo bancario, en 1982. Hace algunos meses que el Fondo vendió estas sociedades de cartera a un grupo financiero del norte de España, reteniendo, sin embargo, el paquete de Unidad Hermética.

Vicisitudes del paquete

Este paquete de acciones ha sufrido diversas vicisitudes a lo largo de los años. La empresa fue fundada en 1962 por Antoni Forrellad -un significado empresario catalanista y liberal que ostentó la presidencia del Banco Industrial del Mediterráneo y falleció en diciembre de 1983-, en colaboración con un grupo industrial francés, cuyo paquete, inicialmente mayor, se situó al cabo del tiempo en el citado 14,79%.En 1972, el Banco Industrial de Cataluña adquirió estas acciones, en coherencia con su política industrial y para apoyar la cohesión de la propiedad de la empresa. En 1982, y antes de la crisis que sacudió al grupo bancario, Antoni Forrellad firmó con éste un contrato de opción de compra, válido por un largo período, para facilitar el rescate del control total del capital en caso de que surgiera cualquier género de dificultades. Con el acuerdo alcanzado ahora entre el nuevo presidente de Unidad Hermética, y cabeza del grupo familiar, Hermen Forrellad, y el Fondo de Garantía de Depósitos, se cierra el cielo.

Unidad Hermética produjo 2,4 millones de compresores en 1983, bajo licencia norteamerciana de Tecumseh Products Co., -que utiliza desde 1962- y desde enero próximo lo hará con licencia japonesa Hitachi. El 61% del total de unidades fabricado se destinó a la exportación, principalmente a los países de la Europa comunitaria, que suponen un 56% del total exportado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984