Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barrionuevo anuncia una reorganización de los cuerpos policiales que facilite la coordinación

El ministro del Interior, José Barrionuevo, anunció ayer, en la clausura del VII Curso Internacional de Alta Especialización de las Fuerzas de Policía, un nuevo plan de la Dirección de Seguridad del Estado (DSE) en materia de reorganización de medios y de adecuación del despliegue policial. Barrionuevo estuvo acompañado por los principales mandos policiales en el acto de clausura del curso, que han celebrado desde el pasado día 3 en el Palacio de Exposiones y Congresos de Madrid representantes policiales de 37 países.

"El estudio de nuestra realidad presente nos ha confirmado que la organización, estructura y modo de actuación de los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado no responde a las necesidades que la sociedad española plantea en el presente", dijo Barrionuevo. El ministro afirmó que la actual distribución, despliegue y utilización de los medios policiales resulta inadecuada, y "que, además, esta ufilización podría ser mejorada, tanto en el contexto urbano como en el rural, previendo la presencia en la calle". Según Barrionuevo, con los mismos recursos se podrá mejorar la eficacia policial en un 20%. El ministro del Interior destacó, entre los resultados que se esperan del plan de reorganización, "la disminución de los efectivos policiales destinados a misiones burocráticas en beneficio de las actividades de seguridad, la coordinación entre los distintos cuerpos de seguridad, la información y tecníficación, y el mayor control de actuación de las fuerzas de seguridad".

Represión de la tortura

Posteriormente, José Barrionuevo se refirió a la defensa de los derechos humanos. "Por imperativo legal, los funcionarios de la seguridad pública española son protectores del derecho a la vida, integridad fisica y moral de los detenidos", añadió. "El Gobierno nunca tolerará la menor vulneración de los principios jurídicos que constituyen el respeto a los derechos humanos en su total integridad", precisé. "Los malos tratos, la tortura o cualquier tipo de exceso en el ejercicio de la responsabilidad policial será sancionado con rigor, no solamente por las leyes, sino también por el posicionamiento político del Gobierno en contra de cualquier actividad que constituya una aberración de la legitimidad jurídica del funcionario poficial", añadió Barrionuevo. El ministro del Interior se sumó a las continuas declaraciones del presidente del Gobierno, Felipe González, en favor de una conferencia internacional sobre el terrorismo.

Sobre la unificación del Cuerpo Superior y de la Policía Nacional afirmó que "el Gobierno abordará con rigor la racionafización de las estructuras policiales, subordinando los intereses de los cuerpos de seguridad al interés general de la sociedad, que reclama mayor eficacia policial con menor riesgo para las libertades individuales y colectivas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de octubre de 1984

Más información

  • Habrá menos efectivos de seguridad dedicados a tareas burocráticas