Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Rodríguez Romero

Sanluqueño, dirige la Orquesta del Mozarteum de Salzburgo y quiere estrenar en España la 'Misa hispánica', de Michael Haydn

Para este joven compositor y director de 37 años, tan importante es la obligación como el entorno en el que se desarrolla. Para volver a su Andalucía natal tuvo que recorrer los más prestigiosos foros europeos, y ahora la docencia no sólo son sus enseñanzas en el Conservatorio de Sevilla, sino la difusión de la música a través de las aulas, conciertos y festivales. Con la mirada puesta en un futuro cercano, quiere reunir una gran coral andaluza. para estrenar en España la Misa de Haydn. Desde hace cuatro años lleva a los veranos de Sanlúcar de Barrameda a destacados músicos europeos, que interpretan piezas clásicas "a orillas del Guadalquivir".

Siendo aún muy pequeño formó parte del coro del colegio de los hermanos de La Salle, en Sanlúcar. A la temprana edad de cuatro años sufrió el serio revés del fallecimiento de su madre, y siete años más tarde, como muchos españoles de aquella época, ingresaba en el seminario: "Yo tenía claro que lo mío era la música, pero no tenía medios ni ocasión para ello".Desde los 18 años todo sería meteórico. En esa frontera de la vida se trasladó a Sevilla a estudiar en el Conservatorio, y "llevado por la irradiación que me producía mi maestro Manuel Castillo", terminó la carrera musical, ocho cursos de solfeo y cinco de piano en tan sólo cuatro años. Es entonces cuando siente la necesidad de perfeccionarse para encontrar su propio estilo, porque piensa, y así lo enseña, que cada uno es cada cual: "Los estudios de música, o de cualquier otra disciplina, no son sino una posibilidad de que cada uno aprenda por dónde debe seguir su vida". En el último año de la década de los sesenta llega a Europa, a la cuna de la música, a Salzburgo, con el objeto de perfeccionar sus estudios de composición, piano y orquesta. Es la época en que pocos españoles pueden estudiar en Austria, donde los profesores tienen grupos de 10 o 20 alumnos como máximo.

El final de sus estudios en Salzburgo coincide con la muerte de su padre. "Mi primer concierto para piano y orquesta, estrenado en 1974, tiene un segundo tempo muy triste, quizá por la situación personal que atravesaba por entonces". Un año más tarde, un valenciano al que no conocía a pesar de que la ciudad austriaca, la música y la nacionalidad les unían, le ofreció la dirección de una joven orquesta, la Musiziergemeinschaft del Mozarteum de Salzburgo, formada por profesionales, médicos, ingenieros. Su nombre significa unión, amistad, comunidad, y su intención resume la filosofía de la vida de Juan Rodríguez Romero: el arte por el arte. Ahora ya son consumados maestros y ofrecen conciertos por todos los países de Europa. Instalado de nuevo en Sevilla, se dedica a enseñar y difundir la música, "a transmitir a otros lo que con gusto y con esfuerzo yo he aprendido". Es profesor de "repentización, transposición y acompañamiento del Conservatorio de Sevilla", y desde hace cuatro años organiza la Semana Internacional de Música "a orillas del Guadalquivir", en Sanlúcar, enla que la orquesta S.W. de Hamburgo ofrece conciertos veraniegos. En la edición presente se ha estrenado Soleares, de César Bresgen, sobre canciones andaluzas del siglo XVI. En su pueblo se ha creado un aula de música y ha renacido el orfeón. Pero asegura que "hablar, dialogar, convivir, es lo principal. No puedo hacer música si no tengo amigos delante". Ahora, Juan Rodríguez pretende crear una gran coral andaluza para estrenar la Misa Hispánica de Haydn, estrenada en Salzburgo hace 200 años e inédita en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 1984