Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Panamá llegan a un "acuerdo básico de colaboración" para confinar en aquel país a los 'etarras' expulsados de Francia

Panamá y España han llegado a un "acuerdo básico de colaboración entre Estados", que permitirá confinar en aquel país, al menos de forma provisional, a nuevos miembros de ETA y de los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA) que sean expulsados de Francia, según han informado fuentes gubernamentales. Estas fuentes no descartan que entre los nuevos etarras que quedarán confinados en Panamá figure Eugenio Echeveste, Antxon, detenido el lunes en Anglet.

MÁS INFORMACIÓN

Estos temas serán objeto de una conversación que mantendrán el lunes en Madrid el ministro del Interior, José Barrionuevo, y su homólogo francés, Pierre Joxe, que recientemente sustituyó a Gaston Defferre en ese departamento ministerial.El encuentro entre Barrionuevo y Joxe tiene como finalidad que ambos ministros se conozcan, ya que hasta la fecha, dada la reciente constitución del nuevo Gobierno francés, no han contado con oportunidades de cambiar impresiones. Las fuentes consultadas indicaron que Barrionuevo y Joxe revisarán los acuerdos adoptados el pasado 14 de junio en Madrid por ambos Gobiernos, lo que no supondrá variación alguna en la línea de cooperación y entendimiento ya iniciada.

Joxe, ex ministro de Industria y abogado de profesión, sustituyó a Defferre en la cartera de Interior el pasado mes de julio, con motivo de la crisis del Gobierno francés originada por la dimisión de Pierre Mauroy como presidente del Gabinete.

Ésta es la primera visita que el nuevo ministro realiza al exterior desde su toma de posesión, lo que ha sido interpretado en España como un reforzamiento de la política que los dos países han consensuado para erradicar el terrorismo en ambos lados de la frontera.

Entre los acuerdos que en su día adoptaron Barrionuevo y Defferre, y que el lunes revisará en Madrid Joxe con su colega español, figura la posibilidad de buscar terceros países que acojan en su territorio a los terroristas expulsados de Francia. España se comprometió a realizar las gestiones con países latinoamericanos y árabes, mientras que Francia se encargó de hacerlas con Estados africanos del área francófona.

Visita de Díaz Herrera

El nuevo acuerdo entre España y Panamá ha quedado prácticamente sellado con la visita a Madrid del segundo jefe de la Fuerzas de Defensa de Panamá, coronel Roberto Díaz Herrera, amigo personal del presidente del Gobierno español, Felipe González. Díaz Herrera, sobrino del fallecido presidente de Panamá Omar Torrijos, fue recibido el pasado jueves en la Moncloa por el presidente González, con quien mantuvo una larga conversación. Con anterioridad se había entrevistado con el subsecretario del Ministerio Interior, Rafael Vera.El coronel Roberto Díaz Herrera ha estado en Madrid dos días, invitado por el director general de la Guardia Civil, José Antonio Sáenz de Santa María, a quien conoció el pasado mes de junio en Panamá con motivo de un viaje secreto que éste y su jefe de Estado Mayor, general Andrés Casinello, realizaron a dicho país para conocer sobre el terreno la situación en que se encuentran los etarras allí confinados.

En las conversaciones políticas que ha mantenido Díaz Herrera en Madrid sobre los terroristas de ETA ha estado presente el embajador de Panamá en España, Arístides Royo, ex presidente de dicho país y también amigo del presidente González. En medios gubernamentales se reconoció ayer a este periódico "el importante papel" que sobre los confinamientos de etarras a países latinoamericanos desarrolla el presidente González, que está haciendo uso de su amistad con dirigentes de aquel continente para intentar buscar salida al problema terrorista.

Algunos dirigentes de Panamá, entre ellos el general Manuel Antonio Noriega, jefe de la Fuerza de Defensa e inmediato superior de Díaz Herrera, se mostraron el pasado mes de mayo reacios a admitir a más terroristas españoles en su país, porque consideraban que el Gobierno español se había desinteresado del tema. Sáenz de Santa María y Casinello viajaron a Panamá pocas semanas después de que se produjeran estas reacciones, especialmente una declaración del general Noriega a un enviado especial de EL PAIS: "España tendrá que buscar otro país para enviar a los etarras deportados desde Francia. Nosotros no aceptaremos nunca más a ningún miembro de ETA como refugiado en nuestro país".

Díaz Herrera, hombre de grandes influencias en su país, llegó a Madrid después de realizar un corto viaje por diferentes capitales europeas. Le acompañaban dirigentes del Partido Revolucionario Democrático (PRD), integrado en la coalición que ganó las últimas elecciones presidenciales. Su último contacto político lo mantuvo ayer en el aeropuerto con Sáenz de Santa María, que acudió a despedirle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de agosto de 1984

Más información

  • El nuevo ministro del Interior francés, Pierre Joxe, viaja a Madrid para entrevistarse el lunes con Barrionuevo