Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Tres policías, procesados por torturas

Tres funcionarios del Cuerpo Superior de Policía han sido procesados por la Audiencia Territorial de Bilbao como presuntos autores de delitos de torturas, según informan fuentes jurídicas. Uno de los dos denunciantes identificó en una prueba de reconocimiento, realizada en Bilbao, a los tres inspectores que habían infligido presuntamente los malos tratos durante los interrogatorios de comisaría.

El auto de procesamiento considera que existen indicios racionales de criminalidad en la conducta de los procesados que pueden constituir delito de torturas.

El denunciante, Jesús Antonio de Blas Lana, acusado por la policía de colaborar con ETA Políticomilitar, al igual que su compañero Ángel Bengoetxea Cuéllar, identificó a los funcionarios Pedro Salvador Cano Martínez, Francisco Arcos Aneas y Avelino Colina Barrios -nombres que coinciden con los que figuran en la petición fiscal de procesamiento- como autores de los malos tratos. Bengoetxea Cuéllar no pudo identificar, sin embargo, a las personas que participaron en las torturas denunciadas.

De Blas y Bengoetxea fueron detenidos el 21 de abril de 1979, y, después de permanecer varios días incomunicados, fueron puestos a disposición judicial el 30 de abril de 1979. Los detenidos declararon que durante la incomunicación, en la Jefatura Superior de Policía, recibieron golpes en la cabeza, puñetazos en el cuerpo, tirones de pelo y barba; fueron obligados a realizar flexiones hasta agotarse y recibieron pequeñas descargas eléctricas en los dedos, así como otras amenazas de torturas que no llegaron a realizarse. El 1 de mayo de 1979, los detenidos fueron reconocidos en la prisión de Basauri por el médico forense. Ángel Bengoetxea sufría de otitis externa y de dolores generalizados en todo el cuerpo; y Jesús Antonio de Blas, un hematoma en el ojo izquierdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de julio de 1984