Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El fútbol y el centralismo

Es inadmisible que EL PAIS publique cartas como la que firma Miguel Faraldo, de Madrid, con el título de Los manejos del centralismo. ¿Qué narices tiene que ver el centralismo con el bochornoso espectáculo ofrecido por el Athlétic de Bilbao y el Barcelona? ¿Por qué ese buen señor confunde el tocino con la velocidad? ¿Qué hay detrás de su carta?

El centralismo no ha montado dicha pelea callejero-tabernícola ni promovió los destrozos que hicieron unos hinchas-vándalos rompiendo urinarios, tuberías, puertas, asientos, etcétera, en el Bernabéu, ni separa sentimentalmente a ninguna afición, ya que da la casualidad de que en Madrid hay más inmigrantes que madrileños.

En definitiva, Madrid acogió muchas finales y nunca pasó lo que en la última, y si en una dictadura no hubo maniobras futbolísticas, ni separaciones sentimentales de aficiones, menos las iba a haber ahora con una democracia y una Constitución de las cuales estamos muy orgullosos la mayoría de los españoles.

El señor Faraldo se ha pasao con su carta política, En la final de Copa del Rey no hubo manejos históricos del centralismo, sólo una estupenda ciudad (Madrid) que acogió con cariño a dos equipos y a dos aficiones, que no sólo no han ofrecido fútbol, sino que han dejado un enorme rastro en el Bernabéu de sus actos vandálicos, que deberán ser duramente castigados por el CSD y la FEF, previo dictamen del Comité de Competición.

Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 1984