Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bolsas de EE UU siguen cediendo posiciones, como consecuencia de los altos tipos de interés

El deterioro de las bolsas estadounidenses prosiguió durante toda la semana pasada. El índice Dow Jones, que agrupa a la más selecta representación de los valores industriales que se contratan en el mercado neoyorquino, ha cedido más de 40 puntos en las últimas dos semanas después de haber intentado, sin éxito, traspasar el nivel de resistencia de 1. 180. Actualmente se encuentra más cerca de sus cotas de soporte inferiores establecidas entre 1.130 y 1.140.Las tres últimas veces que el Dow Jones se aproximó a dichos niveles de soporte se desarrolló un movimiento de contención impidiendo que los índices se deterioraran de forma más drástica. Según el informe de Shearson American-Express, se espera que continúe la misma situación, aunque esta semana ha sido prolífica en acontecimientos que han contribuido a mermar aún más el escaso optimismo de los inversores.

La semana empezó bajo el impacto de los rumores de quiebra del Continental Illinois, el octavo banco del país, y, aunque dichos rumores han sido desmentidos por los hechos, la situación sigue representando, en el mejor de los casos, una inquietante gravedad. Debido a que el Gobierno de Estados Unidos sólo garantiza depósitos inferiores a 100.000 dólares, se produjo una importante retirada de fondos de aquella entidad, lo cual empeoró su comprometida situación. Sin embargo, el pasado lunes, 25 de los bancos más importantes de Estados Unidos anunciaban que ponían a disposición del Continental Illinois un fondo especial de 4.500 millones de dólares destinados a restaurar la confianza de los depositantes e inversores.

Como consecuencia de una reunión de la Reserva Federal, en la que se decidió que no se permitiría caer a ningún banco norteamericano, el Continental Illinois declaró que había suprimido el dividendo que pagaba a sus accionistas, y anunció que estudiaría atentamente cualquier oferta de fusión que pudiera resultar interesante. Después de este anuncio, la cotización de sus acciones abrió en Wall Street un 15% en baja, aunque al final de la sesión había recuperado gran parte de esta pérdida. Desde principios del año la cotización de las acciones de la Continental Illinois ha cedido más de un 50%.

La persistente tendencia alcista de los tipos de interés ha sido la segunda razón por la cual se han debilitado los mercados bursátiles norteamericanos. La Reserva Federal tuvo que conceder un interés del 13,32% en su última oferta de papel a 30 años, siendo éste el tipo más alto practicado en los últimos meses. Para terminar de complicar la situación, la masa monetaria creció la pasada semana por encima de las expectativas, con un incremento del agregado monetario básico de 4.900 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 1984