Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINAL DE LA COPA DEL REY DE FÚTBOL

Maradona agredió a Núñez y a Sola al terminar el partido

El pitido final de Franco Martínez inicia la batalla final. Núñez y Maradona intercambian palabras como "sinvergüenza" y gestos -corte de mangas del bilbaíno al argentino- Maradona propina un violento cabezazo al Chato Núñez y empieza la guerra. Miguel Sola, un suplente, sale desde las escaleras del vestuario y se acerca a la altura de Maradona y Núñez, con éste ya caído en el suelo. Sola resbala sobre el húmedo césped y, cuando está a medio caer, recibe un rodillazo del argentino, que le provoca conmoción cerebral y un corte en el labio inferior.Tras los incidentes, Enrique González Ruano, médico del Real Madrid es requerido urgentemente por su colega vasco Gorostidi. Ruano declara que "menos mal que el golpe a Sola ha sido en la mandíbula. Un K. O. clásico. Si es en la cabeza, no sé que hubiera ocurrido". Mientras, azulgranas y bilbaínos prosiguen su tangana, con espectacular acción karateka de Miguel¡ sobre la espalda de De Andrés, toque de Sarabia a Maradona y patada de Clos a Patxi Salinas. A, todo esto, Sánchez había tenido que ser retirado, tras un encontronazo con Dani.

Chato Núñez entró apoyando sus manos en la cara y ayudado por dos personas. Le brotaba un abundante chorro de sangre, que requirió tres puntos de sutura. Sola entró en camilla. Estuvo conmocionado casi un cuarto de hora. Precisó cinco puntos en el labio inferior y salió de las dependencias madridistas visiblemente mareado y sin poder realizar declaraciones. Gorostidi prefirió dormir anoche con el jugador.

A partir de ahí, el maremagnum de declaraciones. Maradona reconoció las acciones. Según el argentino, "todo empezó por un corte de mangas que me hizo Núñez". Maradona señaló que tuvo problemas con Núñez, Sola, Sarabia y Goiko. Todos vinieron a por mí y pasó lo que tenía que pasar". El Pelusa, que también tenía en su cuerpo sefíales evidentes de la dureza del partido, discrepó de la opinión de su entrenador, César Menotti, quien vino a señalar que el Athlétic se había limitado a dar patadas. Maradona dijo: "No ha habido patadas alevosas, todos hemos ido de frente". Y advertía. "Voy a ir a jugar a Bilbao cuando sea preciso". Maradona mostró unos cortes en su pierna izquierda, que Goiko calificó de fingidos. "Se los ha hecho expresamente con unas tijeras", comentó.

El lateral azulgrana Sánchez también salió en camilla, tras un encontronazo con Dani. Julio Alberto aseguraba algo similar: "Han salido a pegar a Diego". Núñez, tras el cabezazo de Maradona, dijo que no recordaba nada posterior.

Por lo que respecta al Comité de Competición, un portavoz señaló a este periódico que no tiene jurisdicción sobre lo que ocurre fuera del césped, aunque podría abrirse una investigación, sobre todo a la vista de lo que refleje el acta arbitral de Franco Martínez, casualmente uno de los primeros en marcharse a vestuarios. El colegiado andaluz confesó, al finalizar el encuentro, que "no he puesto nombres en el acta, porque no se quienes han sido, y naturalmente por lo que he redactado no puede haber sanciones a jugadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de mayo de 1984