Gente

Salvador Domínguez,

gobernador civil de Cádiz, puede ser severamente reprendido por Fernando Ledesma, José Barrionuevo y Ernest Lluch si se enteran de sus declaraciones al Club Liberal 1812, en las que ha reconocido que fuma porros, aunque "de higos a brevas". Se espera que el titular de Sanidad de al gobernador una oportunidad para que se arrepienta de sus culpas enviándole el voluminoso informe que ha presentado recientemente al Consejo de Ministros sobre la nocividad del consumo de drogas, incluso blandas.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de abril de 1984.