Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Siniestros laborales

En las págimas dedicadas a Trabajo de EL PAIS del 26 de marzo se hace referencia a las estadísticas de siniestralidad laboral en España en 1983,junto con un comentario del último Anuario Estadístico de la OIT. Precisamente este último contiene al final una advertencia sobre el cuidado con que se han de utilizar estas estadísticas, por ser, en muchos casos, poco fiables, debido a la heterogeneidad de métodos y criterios con que se elaboran en los diferentes países.Nuestro país entra de lleno en esta advertencia. Repetidamente, diferentes trabajos de investigación sobre el tema han demostrado que las estadísticas de accidentes y enfermedades profesionales son poco fiables. Se ha calculado que la cifra oficial de accidentes es un 30% inferior a la real. El caso de las enfermedades profesionales es más claro todavía; se calcula que por cada dos declaradas quedan 98 sin declarar, sea porque pasan por enfermedad común, sea porque se catalogan como accidente. Ocurre también que al comparamos con países más industrializados y con una política de salud laboral más desarrollada que la nuestra, el resultado es que somos una nación modélica e idílica en lesiones profesionales, lo cual está bastante lejos de la realidad.

En las Jornadas de Salud Pública de Cádiz, en diciembre de 1983, organizadas por la Asociación Defensa de la Sanidad Pública (ADSP), la Mesa de Salud Laboral concluyó que para contar con unas estadísticas más fiables que las actuales sería preciso una homogeneización de la metodología para su elaboración, tanto a nivel de medicina de empresa como a nivel de asistencia primaria (centros de salud, ambulatorios, etc.). Y con unas estadísticas fiables será cuando se pueda análizar con rigurosidad las causas de la disminucíón de la siniestralidad y de las bajas./

médicos del trabajo,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 1984