Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
España y el tráfico internacional de drogas

La detención en Madrid de un jefe de la Mafia culmina la desarticulación de una gran red de tráfico de heroína

Una de las redes internacionales más importantes de tráfico de heroína, con conexiones en España, ha sido desarticulada en los últimos días en Nueva York, Madrid, Suiza e Italia gracias a una operación policial llevada a cabo por el FBI norteamericano y los servicios españoles e italianos. Esta red, dirigida por destacados miembros de la Mafia italiana introducidos en dos de las cinco grandes familias neoyorquinas del crimen organizado, había logrado vender heroína en ciudades estadounidenses por valor de 1.600 millones de dólares (240.000 millones de pesetas) en los últimos cinco años. La policía investiga las conexiones de la Mafia en España que desde hace años viene operando en el Mediterráneo.La detención el pasado domingo en Madrid de un importante capo de la Mafia siciliana, Gaetano Badalamenti, de 61 años, considerado como uno de los mayores traficantes internacionales de heroína, ha cerrado, al menos por el momento, una extraordinaria operación policial dirigida por el Buró Federal de Investigación estadounidense (FBI) y los servicios españoles e italianos, que han logrado desarticular una de las más importantes redes mundiales de distribución de heroína. Gaetano Badalamenti, natural de Palermo, era el principal proveedor de esta red, que se organizaba en Sicilia y distribuía la droga fundamentalmente en Nueva York. Las conexiones de esta red internacional llegaban también a España, y están siendo investigadas actualmente por la policía española, que desde hace tiempo tiene conocimiento de que importantes mafiosos italianos intentan introducirse en el mercado de la heroína en España.

En Nueva York, los agentes federales han detenido a 31 personas por su implicación en este tráfico, que, según fuentes del FBI, logró distribuir en los últimos cinco años alrededor de. 1.600 millones de dólares (240.000 millones de pesetas) de esta sustancia estupefaciente. Fueron detenidos en Nueva York dos de los más importantes mafiosos italianos de las cinco familias que controlan aquella ciudad: Paul Castallano, supuesto jefe de la familia Gambino, y $alvatore Catalano, uno de los principales miembros de la familia Bonnano.Salvatore Catalano, considerado como otro de los cerebros del tráfico de estupefacientes, dirigía una parte de los negocios de la familia Bonnano, considerada como una de las cinco más importantes de la Mafia en Nueva York. Esta familia invertía los millones de dólares que obtenía con negocios sucios en la bolsa neoyorquina y en el denominado mercado de futuros (materias primas) de Suiza. Sus inversiones en la bolsa neoyorquina las hacía en casas tan importantes como E. F. Hutton y Merryl Linch.

Fuentes policiales españolas de la máxima solvencia informaron ayer a este periódico que el siciliano Badalamenti, buscado por la policía de varios países, fue descubierto hace dos años en Benidorm en compañía de otros tres mafiosos italianos, los hermanos Grado y Rodolfo Azol. Sin embargo, en aquella ocasión la policía española no logró detenerlos, y sospecha que intentaban introducir su red de heroína en las costas mediterráneas españolas, donde se cree que la Mafia italiana posee numerosas conexiones.

El seguimiento de los mafiosos italianos permitió a la policía española la detención, a finales del año pasado, del citado Rodolfo Azol, de quien las autoridades italianas solicitaron su extradición.

Gaetano Badalementi fue detenido a la una de la tarde del pasado domingo, en un piso céntrico de Madrid, junto a su sobrino, Pietro Alfano, y otra persona todavía no identificada por la policía, ya que llevaba un pasaporte brasileño falso a nombre de Daniel Colombo.

Las autoridades italianas consideran a Gaetano Badalamenti -que encabeza una de las dos bandas rivales de la Mafia siciliana- como uno de los criminales mafiosos más buscados de aquel país. Su sobrino Pietro Alfano, dueño de una pizzería en un pequeño pueblo de Oregón, era uno de los cinco propietarios de la cadena de pizzerías utilizadas para distribuir la heroína.

La policía detectó la llegada al aeropuerto de Barajas de Pietro Alfano, al parecer procedente de Detroit en EE UU, a quien esperaba el todavía no identificado Daniel Colombo. Su identificación se realizó de forma inmediata, a través de fotografías facilitadas previamente por la Interpol.

Dos días de silencio

La policía española sospecha que este último sea hijo de Badalamenti, aunque todavía espera la respuesta de sus colegas italianos para aclarar la identidad del falso Daniel Colombo. Este último podría ser puesto en libertad a mediodía de hoy si, con la colaboración de las autoridades italianas, no se consigue identificarle antes de que finalice el plazo de las 72 horas de detención.

El constante seguimiento de los mafiosos italianos provocó que los investigadores españoles advirtieran la llegada por vía aérea de Pietro Alfano, que fue seguido hasta el citado piso donde permaneció hasta la llegada de sus dos compañeros. La vivienda fue vigilada por la policía desde el sábado hasta el mediodía del domingo, cuando los investigadores cletuvieron a los mafiosos italianos.

La reserva de la policía española sobre estas detenciones se ha mantenido durante dos días con el fin de dar tiempo al Departamento de Estupefacientes estadounidense y a la policía italiana para que culminaran sus investigaciones en torno a esta importante red, así como para tratar de averiguar las conexiones de los mafiosos italianos en España. En determinados medios policiales se sospecha que este viaje de los mafiosos a España tal vez tenía como fin limpiar dinero.

En esta importante operación policial han participado, además de los servicios estadounidenses, italianos y españoles, los Gobiernos de Suiza Francia, Alemania Occidental, Bélgica, Luxemburgo y Canadá.

En el día de ayer, las autoridades italianas realizaron la solicitud de extradición a España de los tres detenidos que será enviada inmediatamente por vía diplomática.

En España permanecen numerosos miembros del Departamento de Estupefacientes norteamericano que han colaborado estrechamente con la policía española para detener al mafioso Badalamenti, considerado como uno de los más importantes proveedores internacionales de heroína.

La operación policial estadounidense, mantenida en la más estricta reserva, se inició* hace 10 días en Nueva York, Newark, Nueva Jersey y Filadelfia, donde fueron detenidos por agentes federales dos de los más importantes mafiosos italianos que operaban en la ciudad: Paul Castallano, jefe de la familia Gambino, y Salvatore Catalano, de 43 años, uno de los jefes de la familia Bonnano. La red distribuía la heroína en la ciudad de Nueva York y sus alrededores utilizando la cadena de pizzerias take away (para llevar).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 1984

Más información

  • La policía investiga las conexiones de la delincuencia italiana en España