Hart y Mondale disputan una reñida elección en el Estado industrial de Illinois

Gary Hart y Walter Mondale disputaban ayer un intenso codo con codo para conseguir la mayoría de los votos en la elección primaria del Estado de Illinois, que repartía 171 de los 194 delegados que representarán al Estado en la convención nacional del Partido Demócrata de juIio.

La ventaja parecía ser para Hart, que, sin embargo, era claro perdedor en los caucuses que se desarrollaban en Minnesota, Estado natal del ex vicepresidente de Jimmy Carter, donde estaban en juego 75 delegados. El tercer hombre en la carrera demócrata, el reverendo de raza negra Jesse Jackson, esperaba obtener buen número de votos en Illinois, sobre todo en el área de la ciudad de Chicago, donde el 40% de la población es de raza negra y donde él vive.El factor racial adquirió particular importancia en el voto de Chicago, como continuidad de las disputas de carácter racista que surgieron el pasado año en la elección Para alcalde. Harold Washington, de raza negra, ganó la alcaldía y apoyó en la elección primaria a Jesse Jackson. Por su parte, Edward Vrdolyak, presidente del Partido Demócrata en el condado de Cook y uno de los principales críticos de la actual política municipal de Chicago, apoyó a Walter Mondale.

La disputa racial, a nivel de asuntos locales, hizo que el senador Gary Hart explotara el apoyo de Vrdolyak a Mondale. El tono racial de la elección primaria en Chicago podía aportar gran parte de los votos de la minoría negra hacia Jackson, restándolos a Mondale y, en definitiva, en beneficio de Hart.

Hart y Mondale acabaron su campaña en el Estado de Illinois con las típicas acusaciones mutuas que marcan esta campaña. Mondale calificó una vez más de ingenuas las nuevas ideas de Hart, mientras el senador por Colorado contraatacaba alegando que Ias soluciones militares que Mondale propone para Centroamérica demuestran que no aprendió la lección de Vietnam".

Punto de inflexión

Con más de seis millones de electores registrados, la elección primaria del Estado de Illinois tiene un alto significado en la pugna Mondale-Hart. Pero a la espera de que se conozcan los resultados oficiales en la madrugada de hoy (hora peninsular), puede darse la paradoja de que el candidato Hart gane en Illinois en porcentaje de electores y pierda en número de delegados. Del total de delegados que corresponden al Estado, sólo Mondale presenta nombres de delegados en la totalidad de centros electorales. Hart, que debió improvisar su campaña en Illinois tras su espectacular aparición en las anteriores elecciones primarias y caucuses, sólo está presente en 42.Illinois -que a lo largo del siglo ha votado en las primarias por quien después resultó ganador en cada elección presidencial excepto en dos ocasiones- y Minnesota constituyen un hito en la carrera para la designación de candidato demócrata, pues ponen fin a la primera mitad de las votaciones, con la designación de un tercio de los delegados para San Francisco.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Mondale esperó los resultados de Illinois y Minnesota en su ciudad natal de San Paul-Minneapolis, donde el ex vicepresidente cuenta con gran número de incondicionales. Por su parte, el senador Gary Hart viajó a Washington, donde votó en el Senado contra la introducción de la plegaria en las escuelas, uno de los temas favoritos de la campaña electoral del presidente Ronald Reagan.

Los resultados de estos comicios eran considerados a priori por los analistas como una prueba definitiva del arraigo que puede haber obtenido Hart entre el electorado demócrata después del indiscutible traspiés que sufrió en los caucuses de cinco Estados el pasado sábado, en los que fue derrotado en toda la línea por Mondale.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS