Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz de Entresotos logra la investidura para presidir el Gobierno cántabro

El candidato de la Coalición Popular, Ángel Díaz de Entresotos, obtuvo ayer la investidura como presidente de la Diputación Regional de Cantabria, al alcanzar la mayoría simple de los votos de los 35 diputados que forman el Parlamento cántabro. El resultado de la votación fue el mismo que el producido en la sesión del pasado viernes -17 votos a favor, 16 en contra y dos abstenciones- en la que le faltó un voto para obtener la mayoría absoluta prevista por el Estatuto de autonomía.Menos de 45 minutos duró la sesión celebrada ayer por la Asamblea Regional de Cantabria para elegir en segunda votación, al presidente del Gobierno cántabro. Díaz de Entresotos, que sustituye en el cargo a José Antonio Rodríguez, quien dimitió el pasado día 2, tres meses después de que AP le retirara la confianza. El nuevo presidente formará su Gobierno previsiblemente esta misma semana y mantendrá al menos tres consejeros del gabinete de su antecesor. Este señaló al finalizar el pleno que su abstención está motivada por las circunstancias que le lleva ron a abandonar el cargo aunque se mostró partidario de la elección de su sucesor.

Díaz de Entresotos, hasta ahora secretario primero de la mesa del Parlamento regional, abogado en ejercicio, es militante de AP, condición que parece haber sido decisiva en su nominación. En el breve discurso pronunciado ayer en el pleno de la Asamblea, que se inició a las 19.35 horas, se limitó a hacer un nuevo llamamiento a la colaboración de todas las fuerzas políticas en los grandes temas del desarrollo de la autonomía.

Para socialistas y regionalistas, que votaron en contra de la investidura, el programa presentado por Díaz de Entresotos no difiere del de su antecesor y preguntaron por las razones de la crisis que condujo a la dimisión de Rodríguez Martínez. Los cuatro diputados disidentes del Grupo Popular aprovecharon la explicación de su voto, que fue favorable, para atacar veladamente al presidente del PDP, partido que es el verdadero triunfador de la crisis que se inició el 2 de diciembre del pasado año.

La abstención del ex socialista Adolfo Linares, que hace una semana abandonó el PSOE y el Grupo Socialista en la Asamblea, fue determinante para la elección de Díaz de Entresotos. Deshizo el empate existente entre el Grupo Popular -que había perdido su mayoría con la abstención de Rodríguez Martínez- y los grupos socialista y regionalista. Linares utilizó el turno de portavoces para atacar duramente a sus ex compañeros de partido.

Díaz de Entresotos, que se convierte así en el segundo presidente del Gobierno cántabro, ha anunciado que mantendrá el actual número de consejerías -siete- con la única novedad de la creación de una vicepresidencia, que será ocupada por Ambrosio Calzada, el presidente regional del PDP, diputado autonómico, senador y alcalde de la localidad cántabra de Cabezón de la Sal. El PDP conservará, asimismo, dos consejerías, en tanto que se mantendrá al independiente Valentín Almansa. Está previsto que las cuatro restantes sean ocupadas por personas cercanas o militantes de AP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de marzo de 1984