Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ayuntamiento cederá suelo gratuito durante 75 años para la construcción de pisos baratos

Los responsables del Area de Urbanismo e Infraestructuras del Ayuntamiento madrileño ultiman un proyecto de ceder suelo municipal gratuitamente. por un período de 75 años, para que aquellas cooperativas cuyos miembros tengan unos ingresos inferiores a las 120.000 pesetas mensuales puedan edificar sus casas a bajo costo. Las viviendas así construidas revertirían al ayuntamiento pasado el plazo de 75 años.

Este sistema será utilizado, junto a otros, para adecuar el presupuesto de vivienda del Plan General de Ordenación Urbana al informe de la Comisión de Urbanismo de la Comunidad de Madrid, que aconsejaba reducir en 12.400 millones de pesetas las previsiones calculadas. Otro sistema utilizado será la potenciación de la rehabilitación, con el fin de poner en condiciones cerca de 14.000 viviendas.El Plan General de Ordenación Urbana, tras el período de alegaciones y adecuación a los informes de la Comunidad de Madrid, estará listo para mediados del próximo mes de mayo. Las previsiones municipales son que el Ayuntamiento de Madrid lo discuta y apruebe provisionalmente antes del verano y que el texto, por el que se regulará el urbanismo de la ciudad en los próximos ocho años, sea aprobado a mediados de octubre. Sin embargo, la elaboración del documento definitivo ha tenido que introducir una serie de variantes, consideradas menores por los redactores del plan, a raíz de los informes que elaboró el pasado mes de enero la Consejería de Urbanismo de la Comunidad Autónoma. Frente a unas previsiones de 74.000 millones de pesetas de inversión en vivienda a lo largo del plan, la consejería informó que, según sus estimaciones económicas, no podría pasarse de una inversión total de 61.600 millones de pesetas.

Enrique Bardají, gerente municipal de Urbanismo, explicó que el número de viviendas a construir se mantendrá, aunque ello obligue a rebasar los ocho años de vigencia del plan. Paralelamente, el ayuntamiento realizará una doble política de potenciación de la construcción privada y de rehabilitación.

Para conseguir el primer objetivo, el ayuntamiento cederá suelo municipal para construir viviendas a bajo costo. Según los cálculos de Gerencia, el precio del terreno supone en la realidad entre el 30% y el 35% del precio que se paga por la vivienda. Para la cesión del suelo se exigirá que los beneficiarios tengan unos ingresos totales inferiores a 3,5 veces el salario mínimo interprofesional -es decir, unas 120.000 pesetas mensuales-, y que no exista un espíritu de lucro por lo que es previsible que los solicitantes sean cooperativas.

La cesión será por 75 años, a cabo de los cuales terreno y viviendas revertirán al ayuntamiento y tendrán que ser desocupadas Sólo en casos de necesidad se arbitrarían fórmulas para que e ayuntamiento como propietario dejara al ocupante continuar en el piso.

Al margen de este requisito, la viviendas podrán ser vendidas como una vivienda más, durante e plazo de cesión, aunque el ayunta miento se beneficia del derecho a tanteo.

Política de rehabilitación

El sistema de rehabilitación d viviendas, según las previsiones municipales, se intensificaría para superar las 1.400 anuales. Hasta ahora, la rehabilitación se hacía bien mediante asesoramiento técnico, administrativo y económico a aquellas mancomunidades de propiedades que querían rehabilitar sus viviendas, o a través de la compra de la finca por parte de ayuntamiento, en caso de que estuviera habitada por inquilinos Mediante el primero de estos sistemas se están rehabilitando actualmente unas 400 viviendas privadas, agrupadas en unos 30 edificios.Con el segundo sistema, el ayuntamiento llega a un acuerdo económico con el propietario o propietarios de la finca para su compra, y, ya como dueño de ella, realiza las obras de rehabilitación necesarias y vende el piso a los vecinos por unas mensualidades que van desde las 2.000 a las 10.000 pesetas, una vez descontada la subvención municipal, que puede llegar hasta el 50% de la obra. Gracias a este sistema, fincas como la de la calle de Toledo, 91, la corrala de Miguel Servet y la de Embajadores, 39, o parte de la manzana de Cascorro, podrán ser rehabilitadas en su totalidad.

Tras la publicación el pasado mes de septiembre del real decreto sobre protección a la rehabilitación del patrimonio residencial urbano, se puede incrementar la cifra de viviendas de propiedad privada a rehabilitar, al ser mejores las líneas de financiación. Hasta que salió el decreto, los propietarios solicitaban una subvención municipal, que podía llegar hasta el 20% de la obra, y el resto lo obtenían con créditos bancarios a 10 años y un 14% de interés.

Los grandes soportes de esta operación son los intereses con templados en el decreto -un 8% o un 11% a 13 años, según se trate de viviendas afectadas o no por planes especiales- y la subvención a fondo perdido dada por el ayuntamiento. La Gerencia Municipal de Urbanismo estudia precisamente la ordenanza sobre ayudas a la rehabilitación, con objeto de llevarla al pleno de este mes. Según el texto elaborado, los criterios de concesión de una subvención se harán de acuerdo a una tabla en la que se valorarán los ingresos de cada una de las familias y la superficie de la vivienda a rehabilitar, con lo que se pretende ayudar más al que verdaderamente lo necesite. La ayuda municipal máxima en estos casos será del 45% del presupuesto total de la obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 1984

Más información

  • Se potenciará la rehabilitación de 11.4.000 viviendas de Madrid dentro del plan general