España apoya el proceso democrático en América Latina en la Comisión de Derechos Humanos

El futuro de los pueblos de Latinoamérica "interesa a España como cosa propia" y el ejemplo de Argentina, su proceso político -dijo el embajador Jesús Ezquerra en la Comisión de Derechos Humanos- "aviva nuestra esperanza" y "debería servir para acallar esas voces groseras que, a veces, ocultan intereses no declarados".El jefe de la delegación española, tras saludar los esfuerzos de algunos países latinoamericanos por "alcanzar, recuperar o considerar una vida política basada en la democracia", se refirió a dos situaciones concretas: las de Guatemala y El Salvador. La formación de patrullas civiles en Guatemala, el desplazamiento de la población indígena y la creación de aldeas modelo, así como las persecuciones y amenazas de que son víctimas algunos sacerdotes de la zona de Quiché, fueron objeto de ciertas críticas y "serias reservas" por parte del embajador Ezquerra, quien responsabilizó a los militares guatemaltecos de la ausencia de una legislación inequívocamente reformista, especialmente en la esfera agraria".

En cuanto al proceso electoral propuesto por el Gobierno, sostuvo que no era correcto responsabilizar a las fuerzas políticas de oposición de las eventuales dificultades, ya que, sólo "de unas elecciones verdaderamente libres y en las que participe todo el espectro político guatemalteco, podrá resultar un régimen dotado de credibilidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de marzo de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50