Los estatutos de la Liga Profesional, bajo la amenaza del decreto-ley

Los clubes profesionales de fútbol se encuentran con un difícil dilema al aprobar o desestimar los estatutos de la Liga Nacional, asunto que tratarán hoy en Madrid. Si esos estatutos, que suponen la separación del fútbol profesional del aficionado, no son aprobados, dicha separación les será impuesto por decreto. Los clubes de fútbol tienen noticias de que la Administración tiene ya preparado para su aprobación en Consejo de Ministros el decreto ley que regulará la separación del deporte profesional del aficionado, y que, por lo tanto, también afecta al fútbol. También conocen que dicho decreto no ha sido intencionadamente aprobado en Consejo de Ministros para esperar a la decisión que hoy adopten los clubes.El Consejo de Estado emitió hace dos semanas dictamen favorable sobre el decreto ley que regulará la separación del fútbol profesional del aficionado, requisito previo para su posterior aprobación en Consejo de Ministros.

"No sé a qué se juega con el famoso decreto", manifestó Manuel Vega Arango, presidente del Comité de Fútbol Profesional. "No veo demasiado consecuente", añadió, "que los clubes aprueben unos estatutos y después se nos impongan decisiones por decreto". Manuel Vega Arango manifestó que si los clubes no aprueban los estatutos de la Liga profesional, no me sentiré fracasado. No pretendo ser el salvador del fútbol".

La impresión general de los clubes sobre los estatutos de la Liga Profesional, según ha trascendido, es la de que, pese a su dureza, están dispuestos a aceptarlos. Dirigentes de algunos clubes de Primera División aseguraron que son partidarios del exhaustivo control económico que se pretende establecer sobre las entidades.

La Real no quiere pagar

Los clubes de Primera División, en la reunión que mantendrán hoy, resolverán definitivamente que la Real Sociedad debe pagar 24 millones de pesetas a TVE al incumplir el contrato firmado sobre el fútbol televisado al transmitir la televisión del País Vasco, en directo, desde el campo de Atocha, el partido de Liga entre el equipo donostiarra y el Atlético de Bilbao. La Real Sociedad no se consideró culpable de la transmisión y, por lo tanto, a pagar los 24 millones de pesetas, pese a que la federación se lo ha exigido.La Real Sociedad quiso que el asunto se plantease a todos los clubes de Primera División y así se hará en la reunión de hoy. Mientras tanto, la Real Sociedad ha enviado una carta a todos los clubes de Primera División en la que explica su inculpabilidad y por la que pretende que los 24 millones de pesetas sean pagados por todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 08 de marzo de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50