La victoria de Hart en Vermont es una derrota para el 'aparato' demócrata

La nueva victoria de Gary Hart en las elecciones primarias de Vermont (calificadas como concurso de belleza, dado que su valor es simbólico, al no elegirse delegados) muestra la tendencia del electorado demócrata a potenciar al candidato de las ideas nuevas frente al hombre del aparato, el ex vicepresidente Walter Mondale.En Vermont, el pasado martes, Hart logró el 71% de votos, frente al 20% alcanzado por Walter Mondale y el 8% para el líder de la minoría negra, el reverendo Jesse Jackson. Los 17 delegados que el Estado aportará a la convención nacional demócrata -a celebrar del 16 al 19 de julio en San Francisco- no se elegirán hasta el 24 de abril.

Sin embargo, la consulta de Vermont confirmó la tendencia del electorado demócrata, sobre todo entre los jóvenes, de preferir el candidato de las "ideas nuevas", el senador Hart, por delante del favorito inicial del aparato del partido, el ex vicepresidente Walter Mondale. "No lograremos vencer al presidente Reagan con ideas del pasado", dijo Hart, en clara alusión al peso que arrastra Mondale por su gestión como vicepresidente durante la Administración de James Carter.

"No se trata de una carrera de caballos", replicó Mondale, "esta campaña se ha convertido en una batalla por el alma del Partido Demócrata y el futuro de nuestra nación". Netamente a la defensiva, por la ascensión de Hart, que ganó en New Hampshire, Maine y Vermont, Walter Mondale despliega actualmente una intensa campaña por los Estados del sur norteamericano, donde se celebrará la nueva ronda de elecciones primarias, o caucus, modalidad de voto a través de asambleas.

El denominado super martes, el próximo día 13 de este mes, supone la elección de más de 500 delegados en nueve Estados de la Unión (Florida, Massachusetts, Georgia, Washington, Alabama, Oklahoma, Hawai, Rhode Island y Nevada).

La batalla es crucial, en el duelo Hart-Mondale, para lograr el máximo de delegados de los 1.967 necesarios para obtener la designación de la convención nacional demócrata, que se celebrará en julio en San Francisco, donde participarán los 3.933 delegados, que decidirán cuál es el aspirante demócrata a la presidencia que está mejor situado para enfrentarse a Reagan, en la elección presidencial del 6 de noviembre.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS